Un Ferrari para chuparse los dedos 3
Por estos lares estamos acostumbrados a las magní­ficas obras de arte que los reposteros catalanes elaboran con las monas de pascua, aunque nos sigan sorprendiendo con su enorme talento. Pero en Italia no quieren ser menos, y se han puesto manos a la obra para conseguir este increí­ble coche de Fórmula 1 a escala real fabricado con chocolate.

Al estar hecho en el paí­s transalpino, estaba cantado que el delicioso automóvil no lucirí­a otros colores que no fuesen los de Ferrari. Pero las piezas que lo componen no han sido fabricadas por los ingenieros de la escuderí­a. Han sido importadas desde Bélgica, y consisten en casi 2 toneladas de chocolate de la mejor calidad que pudieron encontrar allí­. Los pasteleros del Club Pasticceri Italiani han trabajado en su puesta a punto durante más de un año, como si fuese un monoplaza de los de verdad.

Un Ferrari para chuparse los dedos 3

No les debe faltar moral a los muchachos, porque después de tanto esfuerzo su obra no permaneció mucho tiempo con vida. Fue exhibida durante sólo un fin de semana en la población de Sorrento, antes de conocer su trágico destino. Que no es otro que ser destrozado con martillos en una fiesta privada del Scuderia Ferrari Club Napoli, y que sus pedazos fuesen repartidos entre los invitados al evento.

Una pena que no nos hayan dejado ni siquiera probarlo, porque de 2 toneladas de chocolate algo debió sobrar con total seguridad. Aunque después de todo el trabajo y el tiempo invertido en esta réplica podrí­an haberlo conservado algún tiempo más y exhibirlo en el parque temático de Ferrari de futura inauguración.

Ví­a: Bornrich

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp