Bueno, en realidad son sólo 340 grados, ya que por algun sitio habrá que entrar al cí­rculo de pantallas que ha construido Mitsubitshi en su sede central de Kyoto (Japón). La estructura, de 2 metros de altura y 7,5 de diámetro, está formada por 34 pantallas de 67 pulgadas, dispuestas en columnas de dos (una encima de otra).

Las pantallas no son ni LCD ni de plasma ni OLED. Son paneles semitranslúcidos que reciben las imágenes, provenientes de proyectores DLP de Texas Instruments, por su parte trasera. Como resultado, cada pantalla muestra imágenes con una resolución de 1024 x 768 pí­xeles. Es decir, juntas forman una pantalla que rodea al espectador con casi 27 millones de pí­xeles (1024 x 768 x 34).



Como no podí­a ser de otra forma, todos los proyectores están sincronizados para mantener la lógica de las imágenes “panel a panel”. ¡Esto sí­ que es una pantalla de formato panorámico!… y no esa tonterí­a de las pantallas 16:9 .

La construcción de esta pantalla gigante y envolvente ha costado, al cambio, casi 940.000 euros. Ahora Mitsubitshi pretende buscarle salidas comerciales como “pantalla de realidad virtual”, ya sea para usarlo en museos o incluso para recrear simulaciones de tráfico.

Ví­a: Pink Tentacle

Otras noticias sobre...