RIN y Hi-CT, dos vehí­culos futuristas de Toyota 6
El 27 de Octubre arranca en Japón el Tokyo Motor Show. Toda una feria internacional del coche en la que se presentarán prototipos futuristas de diseño sorprendente y muy vistoso. Hace poco el SSC + PIXY de Suzuki ya nos dejó con la boca abierta. Acabamos de terminar de encajarnos la mandí­bula en su sitio y ahora Toyota nos viene con dos curiosos coches que también mostrará en el evento: Toyota RIN y Toyota Hi-CT.

RIN y Hi-CT, dos vehí­culos futuristas de Toyota 6
El Toyota RIN parece más una madre que un coche. Este primer diseño se preocupa tanto por sus ocupantes que incluso podrí­a variar automáticamente la posición de los asientos, para que sus espaldas siempre estén en posición correcta. Además, unos sensores especiales integrados en el volante detectarí­an el estado de ánimo del conductor, y lo indicarí­a cambiando el color de un panel luminoso. También se preocupa por los demás. Por ello sus faros distribuyen la luz de una manera inteligente, para no deslumbrar a peatones y otros conductores.

RIN y Hi-CT, dos vehí­culos futuristas de Toyota 6

Los cristales, que tienen ese color verdoso para evitar la entrada de rayos ultravioleta, rodean completamente al piloto, para que éste pueda ver todo lo que le rodea mientras conduce, incluido el suelo. Tiene toda la pinta de un invernadero andante, y en cierta parte lo es: un sistema de climatización controlarí­a automáticamente los niveles de oxí­geno y humedad. Por cierto, los pedales tienen forma de hoja de árbol, buen gancho para los amantes de la naturaleza.
RIN y Hi-CT, dos vehí­culos futuristas de Toyota 6
Respecto al Toyota Hi-CT, nos encontramos con un hí­brido por doble partida. Por un lado, tiene un motor de gasolina de 1,5 litros, unido a otro motor que funciona por baterí­as eléctricas que podemos cargar directamente con un enchufe. Por el otro, su diseño combina la cabina de un camión con la base de uno de esos coches tipo Mini o Smart.
RIN y Hi-CT, dos vehí­culos futuristas de Toyota 6
Está pensado para desplazarse por calles estrechas o saturadas, algo muy usual en Japón. Es estrecho pero alto (1,78 metros, casi puede conducirse de pie), de ahí­ que su interior tenga espacio suficiente para viajar cómodamente y con equipaje. Además, podrí­amos aprovechar las mismas baterí­as para ir cargando de energí­a el teléfono móvil o el ordenador portátil.

Son interesantes estos prototipos y prometen prestaciones muy novedosas. Pero, si bien es cierto que su diseño es muy llamativo, quizás a muchos les resulten excesivamente cuadrados. Poco aerodinámicos. Por no decir feos. En su defensa hay que decir que en Japón tienen unos cánones estéticos muy distintos a los nuestros.

Ví­a: Autoblog (artí­culo 1 y artí­culo 2)

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,