Aviso a navegantes: El contenido de las imágenes de este post o artí­culo puede dañar las mentes más sensibles. Sobre todo las de aquellos que estén esperando en casa la llegada de un televisor de plasma recién comprado.

Una pantalla de plasma de 50 pulgadas es un producto delicado. Hay que tener mucho cuidado a la hora de empaquetarlo y transportarlo. Conviene no dejarlo en manos de cualquier manazas. Como el genio que decidió embalar la peazo tele con un poquito de cartón sin más y algo de celo para cerrar su obra de arte.

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

¿En qué estado quedó la tele con semejante embalaje? ¿Quieres saber cómo estaba la pantalla? Haz clic a continuación para leer el artí­culo completo con las fotos que muestran el desastre.

Primero unas muestras más del trabajo concienzudo del ‘manitas’ de turno…

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

Ahora vamos ya, sin más prolegómenos, a la parte sensible y delicada del asunto. He aquí­ el estado del televisor, una vez abierto el paquete…

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

Por último, para los masocas, observemos de cerca los golpes recibidos…

Cómo NO hay que embalar una tele de plasma de 50 pulgadas 8

Ví­a Tekenstein

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.