Se ve que el merchandising de la Guerra de las Galaxias no para de triunfar. Lo último que hemos visto es una papelera con la forma de R2D2, el famoso y entrañable robot Arturito.

Se fabrica en Japón. Sus creadores dicen que quieren convertir el acto de tirar la basura en algo divertido, al menos para los geeks de la saga de George Lucas.

La cabeza del robot se abre cuando pisamos una palanca situada entre sus patas para tirar la basura. Mide 60 centí­metros de altura y cuesta unos 115 euros. A más de uno le parecerá barato y todo.

Ví¯a: Uncrate

Otras noticias sobre...