Foto de Danielzolli

Ando estos dí­as de vacaciones en Andorra. [Que respiren tranquilos los jefes de tuexperto.com, porque la estancia no corre a cargo de sus bolsillos]. Es mi primera visita a este curioso paí­s. Un valle entre montañas donde prácticamente se encuentran sólo dos cosas: pistas de esquí­ y tiendas, muchas tiendas.

Andorra es como el paraí­so del consumismo. Más bien, un espectáculo casi-pornográfico para deleite de visitantes y tarjetas Visa. Tiendas, tiendas y más tiendas esperan al viandante. Por otra parte, los turistas parecen encontrar en este parque temático del capitalismo lo que andaban buscando. Relojes, perfumes, ropa, electrónica, todo tipo de accesorios para la nieve…

Como uno es un poco enfermizo con esto de la informática y la electrónica, no he podido evitar echar un vistazo a los escaparates. Mirar es gratis ¿no? Y la verdad es que los precios de cámaras digitales, reproductores MP3 (sí­, también está el iPod en todas sus variantes), lectores DVD portátiles, consolas, etc, etc, etc… son idénticos a los que podemos encontrar en España.

Incluso tienen las mismas carencias que nosotros. Imposible encontrar uno de esos mandos de la Wii que tan difí­ciles resulta hallar estos dí­as. Lo siento, Chema. Por más que lo intente, te quedas sin Nunchuck.

Dicen los más veteranos que hubo una época en la que comprar en Andorra traí­a ventajas. Los precios eran más baratos que en la pení­nsula. Por aquello de la ausencia de impuestos. Pero en el año 2007 podemos decir que los precios son iguales. El que busque chollos o rebajas que vaya a la tienda de su barrio. Al Media Markt, PC City o El Corte Inglés de turno. Encontrará los mismos precios, mejor garantí­a y, sobre todo, se ahorrará unos euros en el viaje.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp