No se entiende mucho. Internet Explorer 7 se anuncia como una de las grandes novedades de Windows Vista. Sí­, el nuevo navegador de Microsoft, se usa como reclamo para que la gente se actualice a partir de enero. Sin embargo, Internet Explorer 7 está disponible gratuitamente para los usuarios de Windows XP (sólo si la copia es legal). Que pueden utilizarlo sin necesidad de cambiar de sistema operativo.

En este caso, las funciones y novedades de este navegador son las mismas para todos. Y sin pasar por caja. Aquí­ os mostramos sus caracterí­sticas más destacadas. Y a continuación ofrecemos otra alternativa también gratuita llamada Firefox 2.0.

A simple vista hay dos cambios que llaman la atención en Internet Explorer 7. La parte de arriba del programa se ha simplificado. Desaparecen los menús superiores y muchos botones de acceso directo. El objetivo es ofrecer mayor espacio a lo que realmente importa, la ventana con la página web abierta.

Otra cualidad a destacar es la posibilidad de abrir varias páginas sin salir de la misma ventana. Cada sitio se muestra en una pestaña distinta. Una utilidad que ha sido copiada del rival Firefox. Y, si lo que quieres es ver de un vistazo todas las páginas abiertas, también cuenta con la opción de verlas como miniaturas en una misma ventana. Como si de una colección de sellos se tratara.

Otra de las herramientas “inspiradas” en Firefox es la opción de recibir las actualizaciones de nuestras webs favoritas directamente en el navegador. Es el llamado formato RSS que tanto se usa en blogs y en algunos medios de comunicación en versión digital.

También se ha mejorado el aspecto de la impresión en papel, se han añadido más opciones para las búsquedas y se ha mejorado la seguridad para evitar las estafas más recientes, como spyware o phishing.

La alternativa gratuita en Windows XP – Mozilla Firefox

Volvemos a recordar que Internet Explorer 7 está ya disponible gratis para cualquier usuario de Windows XP. Siempre y cuando su copia de Windows sea legal, ya que antes de instalarse comprueba este dato. Pero si quieres otra opción o simplemente no te apetece compartir esta información con Microsoft, puedes probar Mozilla Firefox.

Este navegador, que ya va por la versión 2.0, es fuente de inspiración continua para Internet Explorer. Ya hemos visto dos caracterí­sticas aportadas en su dí­a por Firefox. La navegación por pestañas y la opción de recibir las actualizaciones de nuestras webs favoritas sin tener que abrirlas una por una.

Pero hay más. Bueno, en realidad, prácticamente hay un universo abierto de posibilidades. Firefox es un navegador tunning. Si algo le caracteriza son sus extensiones y temas. Cientos de añadidos que permiten a cada uno crearse un navegador a su medida. Sólo hay que imaginar o desear una función para encontrarla entre todos estos extras.

Entre las mejoras incorporadas para todos están la posibilidad, en caso de reiniciar el programa, de recuperar todas las páginas webs abiertas en distintas pestañas. Se pueden añadir nuevos buscadores a la barra de búsqueda. Hay muchos especializados para elegir, como el del diccionario de la Real Academia, la Wikipedia o por temas, como cine o música.

También se ha mejorado la protección frente a páginas fraudulentas, como las de conocidos bancos que crean los ciberdelincuentes para engañar a los clientes. Firefox también evita la instalación de programas desde páginas web y, por seguridad, bloquea estos intentos, salvo que expresamente los autorice el usuario.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,