Ha llegado el momento de renovar el ordenador de sobremesa. Una vez instalado el nuevo, ¿qué hacemos con el viejo? La mayorí­a de los mortales, nosotros incluidos, intentamos prolongarle la vida. Se lo pasamos a nuestros padres, hijos, sobrinos, a la vecina del quinto, a la ONG del barrio o el club de jubilados. Otros lo reservan para usos especí­ficos. Es decir, para dejarlo todo el dí­a bajando música o pelí­culas de Internet.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Y luego están los habitantes de Planeta Friki. Unos curiosos personajes que cogen el ordenador, le abren las tripas, vací­an el interior y lo reconvierten en una nevera de latas. Si te pica la curiosidad Friki o te apetece llenar tu dosis de bricolaje del domingo, toma nota. Dicen quienes lo han hecho, que sólo necesitas 30 minutos de tu preciado tiempo, unos 200 euros para comprar el material y un poquito de inglés para entender las instrucciones.