Sin categoría|18 abril 2012 3:04 am

Tarjetas SD, miniSD y micro SD, ¿Qué son y para que sirven?


¿Su cámara utiliza tarjetas SD? ¿ha visto que puede ampliar la memoria de su teléfono móvil mediante una tarjeta micro SD? Este formato triunfa en multitud de aparatos, pero es posible que no tenga claro que es o para que sirven. Si es así, en tuexperto.com hemos preparado esta pequeña guía para que se ponga al día.

¿Qués es una tarjeta SD?

Una tarjeta SD, o cualquiera de sus derivados, es una pequeña tarjeta recubierta de plástico donde se pueden almacenar fotos, música, vídeos y cualquier tipo de archivo o datos. Al igual que un disco duro o una memoria USB, podemos grabar y borrar los datos que en ella se encuentren tantas veces como queramos. A día de hoy las podemos encontrar en tres formatos distintos: SD, miniSD y microSD. La diferencia entre cada uno de estos formatos es el tamaño que ocupan y los dispositivos en los que se pueden utilizar.

Este formato fue inventado por Panasonic y sus siglas significan Secure Digital. Con el tiempo han ido ganando en capacidad, y hoy en día podemos encontrar tarjetas de hasta 64 GB o incluso más. En una tarjeta como esta, podríamos almacenar unas 280 horas de música en MP3, o más de 13.000 fotografías en JPEG.

A pesar de que se siguen conociendo como tarjetas SD, en realidad la mayor parte de las que hoy manejamos son en realidad SDHC (Secure Digital High Capacity). Son una evolución de las primeras SD con mayor capacidad y unas velocidades de lectura más rápidas.

¿Para que sirve una tarjeta SD?

Pues como ha podido deducir, una tarjeta SD sirve para almacenar archivos e intercambiarlos. Estas tarjetas son pequeñas, fácilmente transportables y muy ligeras. Es el formato ideal para introducir dentro de otro dispositivo que genere archivos, y poder transportarlos y pasarlos a otros. Además, es un formato universal, que no está asociado a ninguna marca. De esta manera, todos los fabricantes se sienten cómodos utilizándolo.

Otro punto a favor es el precio. Las tarjetas SD son fabricadas por multitud de empresas diferentes, con lo que existe una gran competencia que las hace más baratas.

¿Donde podemos encontrar una tarjeta SD, miniSD o microSD?

En estos momentos, son uno de los formatos más populares, y se las puede encontrar en casi cualquier dispositivo. Cámaras de fotos, teléfonos móviles, ordenadores, tablets videoconsolas. Las cámaras fotográficas fueron su primer campo de batalla. Después de sufrir durante años con los distintos formatos de cada marca, la tarjeta SD se ha convertido en el almacenamiento casi universal de las cámaras de fotos compactas.

Mención aparte merecen los teléfonos móviles. En estos, es la versión más pequeña, la microSD la que triunfa. Muchos smartphones suplen la deficiencia de almacenamiento interno con el simple gesto de incluir una ranura microSD. De esta manera, el usuario puede llenar tantas veces como quiera la memoria del teléfono sin tener que borrar ningún archivo. De hecho, una de las críticas más habituales que se le ha hecho al famoso iPhone es precisamente la ausencia de esta posibilidad.

¿Cómo se utiliza una tarjeta SD, miniSD o microSD?

Si no sabe qué tipo de tarjeta utiliza su móvil, cámara de fotos o cualquier otro dispositivo, sólo tiene que mirar bien el manual o buscar en tuexperto.com. Seguro que ahí le indicarán el tipo de tarjeta que funciona en su caso. Y hasta le comentarán el límite de capacidad de la tarjeta a utilizar.

Finalmente, la otra virtud de este formato es lo sencillo que resulta utilizarlo. Casi todos los ordenadores que se venden hoy en día llevan incorporado un lector de tarjetas que reconoce una SD. En caso de que no sea así, el precio de un lector de tarjetas no supera los 10 o 15 euros, y se conecta fácilmente por USB, un puerto que tienen todos los ordenadores. El funcionamiento es sencillísimo: se saca la tarjeta del dispositivo (cámara, smarphone etc.), se introduce en el lector e instantáneamente el ordenador, ya sea Windows o Mac, lo lee y reproduce.

Como ve, el éxito de las memorias SD se basa en lo baratas y sencillas que son. Ahora mismo son el formato de tarjeta de memoria más extendido, y su reinado no parece tambalearse. No obstante, los nuevos dispositivos demandan cada vez mayores capacidades. Si las memorias SD no se adaptan y amplían, rápidamente aparecerá otro formato que las haga sombra.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario