Camara, Compacta|11 marzo 2012 9:32 pm

Sony DSC-W690, cámara digital extraplana


sony dsc-w690

La Sony DSC-W690 es una cámara digital compacta superdelgada. Mide poco más de dos centímetros de grosor, y eso que incorpora un objetivo zoom de 10 aumentos que permanece dentro del cuerpo cuando está apagada. En el frontal todavía queda espacio para un pequeño flash de corto alcance. Tres cuartas partes de la cara trasera están ocupadas por la pantalla-monitor, que es LCD, tiene 3 pulgadas (7,5 cm) de diagonal y ofrece una resolución de 230.000 píxeles. La máquina está disponible en cuatro colores: azul, rojo, negro o plateado.

El objetivo Sony G es un gran angular de 25 mm con un multiplicador de 10x. Eso le aporta bastante flexibilidad a la hora de realizar las tomas, desde retratos a paisajes pasando por fotos de grupo e incluso de mascotas. Dentro de las escenas figura una específica para fuegos artificiales y otra para gastronomía. En realidad, dispone de un modo macro. En cuanto al sensor de imagen, es un Super HAD CCD de 1/2,33 pulgadas, el tamaño más común en las cámaras compactas de la actualidad. Va acompañado de un procesador Bionz.

sony dsc-w690

Esta Sony puede capturar 16,1 megapíxeles efectivos. Es muy sencilla de usar, incluso para los principiantes, que pueden consultar en pantalla las instrucciones. Con el modo inteligente automático (iAuto), sólo debe preocuparse de encender la cámara, apuntar y disparar. La cámara ajusta todos los parámetros para que los resultados sean óptimos para cada situación. La cámara puede reconocer rostros, y el usuario puede seleccionar la prioridad para niños o adultos. Además, tiene un disparador de sonrisas, que se puede graduar según la amplitud de la sonrisa deseada. El temporizador resulta útil para realizar autorretratos; así es posible conseguir el encuadre perfecto incluso con el brazo extendido.

Otra función interesante es el barrido panorámico de 360 grados, para poder captar un rascacielos entero y una puesta de sol a la orilla del mar. Todas las fotografías se guardan en formato JPEG. Asimismo, ofrece varios modos artísticos para añadir efectos a las imágenes, entre los que destaca el color pop o la cámara de juguete. La propia cámara incluye sencillas funciones de retoque fotográfico, como la corrección de ojos rojos o el recorte de fotos.

Puede grabar vídeos en formato MP4: 1.280 por 720 píxeles, progresivo y a 30 fps (cuadros por segundo), como máximo. Para subirlos a Internet y publicarlos en un blog suele basta grabar los vídeos con una resolución de 640 por 480 píxeles y a 30 fps. Todas las imágenes (fotografías y vídeos) se guardan en tarjetas de memoria de tipo Memory Stick (MS Duo, MS Duo Pro y MS Pro HG Duo) o en SD, SDHC y SDXC. Tiene un puerto USB 2.0 para comunicar la cámara con un ordenador. Pesa 142 gramos y mide 94,3 por 56,1 y por 21,7 milímetros. La batería recargable, de iones de litio, proporciona una autonomía para unos 220 disparos. El precio de venta al público de la Sony DSC-W690 es 200 euros.

Etiquetas: , ,

Dejar un Comentario