AOC CQ32G1, análisis del monitor gaming con pantalla curva

Encontrar el monitor perfecto no es fácil. Ese que te dé el mejor rendimiento sin dejarte un riñón por el camino. Y más si eres un jugón y buscas que tenga todas las tecnologías punteras del momento. El AOC CQ32G1 quiere ser una alternativa muy interesante a las marcas que más despuntan, con un diseño cuidado y un rendimiento de primer nivel. Este monitor te ofrece una pantalla de 31,5 pulgadas y resolución QHD, tasa de refresco de hasta 144 Hz y un diseño curvo para que tus partidas sean más inmersivas. Y todo ello con un precio muy comedido de 420 euros. Un buen gancho para que te plantees la compra de este monitor. Estas son las principales características del AOC CQ32G1 y nuestra experiencia tras haberlo usado durante unas semanas.

AOC CQ32G1 9

 

Ficha técnica del AOC CQ32G1

Diagonal 31,5 pulgadas
Resolución 2K QHD (2.560 x 1.440 píxeles), 300 nits
Tipo de panel VA WLED, cubre el 92% del espacio de color RGB
Plana/Curva Curva, 1800R
Relación de aspecto 16:9
HDR No
Tiempo de respuesta 1 ms
Ratio de contraste 3000:1
Tasa de refresco 144 Hz
Soporte Soporte metálico
Sonido No
Conectividad 1 x HDMI 2.0, 1 x HDMI 1.4, 1 x DisplayPort
Otros Modo juego dedicado, Freesync para evitar los efectos de tearing
Dimensiones 53 x 71,3 x 24,4 centímetros (con peana)
Peso 7,28 kilos
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 420 euros

 

AOC CQ32G1 7

Resolución 2K y una tasa de refresco de 144 Hz

Hoy en día si te vas a hacer con un monitor para jugar lo mínimo que deberías exigirle es un tamaño de 27 pulgadas y una resolución QHD, Quad HD o 2K. Es verdad que no es la especificación que más va a marcar la diferencia, pero disfrutar de un mayor nivel de detalle se agradece. El panel del AOC CQ32G1 tiene tecnología VA WLED y tamaño de 31,5 pulgadas, junto a la resolución de 2.560 x 1.440 píxeles. Es decir, el doble del nivel de detalle de un panel Full HD.

Como decimos, la clave no es tanto el nivel de resolución como las tecnologías asociadas al panel. Por un lado, este monitor es capaz de cubrir el 92% del espacio de color RGB, por lo que vamos a disfrutar de una buena gama de colores fieles al original. Pero, sobre todo, el gran atractivo está en su tasa de refresco de 144Hz. Los monitores clásicos de oficina tienen una tasa de refresco de 60Hz, por lo que el cambio resultará más que evidente. ¿Y en qué se nota? En la fluidez de las imágenes, sobre todo en aquellos juegos en los que prima la acción. Por ejemplo, en títulos de carreras o en shooters en los que hay movimientos rápidos.

Hablando de movimiento, tampoco hay que olvidar la presencia de la tecnología FreeSync propia de AMD. Freesync acaba con los molestos efectos de tearing, que son las rayas horizontales que salen en la imagen. Estas se producen por los problemas de sincronización entre la propia tarjeta gráfica y el monitor. O el tiempo de respuesta de tan solo 1 milisegundo, que hará que las órdenes que lleves a cabo con el teclado y el ratón tengan un reflejo casi automático en la pantalla.

AOC CQ32G1 6

Buen brillo de 300 nits

El AOC CQ32Q1 alcanza un buen nivel de brillo de hasta 300 nits. Por defecto, la pantalla no alcanza este nivel de brillo máximo. Para activarlo, tienes que trastear con los distintos modos de juego predefinidos que vienen con el monitor. Para acceder a ellos tienes que presionar sobre el segundo botón de una fila que hay justo por debajo del marco. En total, cuentas con tres modos de jugador, otro para juegos de carreras, otro para shooters en primera persona (FPS) o uno para juegos de estrategia en tiempo real (RTS).

En cuanto al contraste, el CQ32Q1 alcanza un ratio de 3.000:1. Una buena cifra para disfrutar de escenas oscuras y poder identificar bien a los enemigos en juegos de tiros, por poner un ejemplo. Eso sí, probablemente lo que más se pueda echar en falta es la compatibilidad con HDR. Esta tecnología va a ir llegando a todo tipo de contenidos y supone un salto en la viveza y reproducción del color.

AOC CQ32G1 peana

Diseño atractivo con pantalla curva

Otro de los puntos que hay que destacar de este monitor es su diseño. No es tan agresivo como otros monitores gaming que hemos probado, pero si tiene ese punto propio de los equipos gaming con una peana metálica en forma triangular y algunos toques de rojo como marcan los cánones. Eso sí, solo en detalles como por ejemplo una fina línea justo en la parte inferior del marco, en la parte central de la peana o en la parte trasera. En realidad, puede pasar perfectamente por un monitor de oficina algo más moderno.

Claro que lo que realmente te va a llamar la atención es que su pantalla sea curva. A nivel visual resulta más atractivo y te permitirá disfrutar de una experiencia más inmersiva durante las partidas. Eso sí, el efecto se nota sí tienes la vista bastante cerca del monitor. Los marcos de la pantalla son bastante estrechos, sobre todo el inferior, aunque una de las cosas que menos me convence es como se ha ensamblado el marco inferior (que sobresale ligeramente respecto a la pantalla) con los otros. Eso da la impresión de que la parte inferior es un pastiche que se ha pegado al resto. Por lo demás, estamos ante un diseño bien cuidado, con bastante armonía y lo suficiente delgado y ligero para que puedas moverlo por casa cuando sea necesario. Lo que sí me ha gustado es que puedes hacer oscilar la pantalla para inclinarla y situarla en la mejor posición para disfrutar de las partidas.

AOC CQ32G1 11

Conexiones y sonido

En el campo de las conexiones, hay que empezar diciendo que este monitor no incluye unos altavoces propios. Lo cual no es un gran problema, ya que si te quieres montar tu propia cueva gaming lo mejor siempre va a ser que montes un sistema de sonido externo. Las conexiones físicas del AOC CQ32G1 incluyen dos puertos HDMI, uno de ellos de tipo 2.0 y el otro de tipo 1.4. La diferencia es que si quieres disfrutar de la tasa de refresco de 144 Hz tendrás que conectar el cable al puerto 2.0 (por cierto, también tiene que ser un cable compatible con este protocolo). También contamos con un puerto DisplayPort, una tecnología que no ha terminado de despuntar pero que siempre ha estado un paso por delante del HDMI.

AOC CQ32G1 1

Precio y opiniones

Y vamos con el apartado que más destaca. El AOC CQ32G1 es un equipo completo, muy equilibrado y con un diseño atractivo, que te puedes encontrar en el mercado por un precio de 420 euros. Es un coste competitivo por las tecnologías avanzadas que incluye, como la pantalla curva o la tasa de refresco de 144 Hz. Sin duda, una opción a tener en cuenta si no tienes mucho presupuesto para hacerte con un monitor gaming.

Otras noticias sobre... , ,