10 preguntas y respuestas sobre los coches de hidrógeno

La movilidad sostenible ha llegado para quedarse, aunque lo cierto es que no nos queda otra. En España no se matricularán automóviles que emitan gases contaminantes a partir de 2040, aunque otros países de nuestro entorno han dispuesto fechas mucho más tempranas para la retirada del coche convencional.

En la carrera en favor de un mundo con cero emisiones, el coche de hidrógeno es otra de las opciones que se nos presenta, aunque mucho menos conocida que la eléctrica.

Por ello, queremos arrojar luz sobre las múltiples incógnitas que rodean a esta propuesta de movilidad. Arrancamos.

¿Qué es un coche de hidrógeno?

Los coches de hidrógeno son aquellos vehículos que se valen del hidrógeno diatómico como fuente de energía para desplazarse. Es decir, son coches eléctricos que, en lugar de una batería, contienen una pila de hidrógeno donde se genera la electricidad.

¿Cómo funcionan?

Para ello, el hidrógeno depositado en la pila de combustible reacciona con el oxígeno para liberar energía eléctrica que circulará a través de pilas de combustible y que, a su vez, moverá el motor eléctrico. En otras palabras, a través de la pila de combustible de hidrógeno, se genera la electricidad necesaria para activar el motor del coche, con la única emisión de vapor de agua y nitrógeno.

hidrogeno

¿Qué ventajas tiene?

La primera, y más evidente, es que cuentan con el distintivo “cero emisiones”. Esta distinción está destinada para aquellos automóviles que no emiten C02 a la atmósfera y no resultan perniciosos para la salud humana. Además, la transformación del hidrógeno en electricidad es altamente eficiente, lo que implicaría menor gasto de recursos y menor contaminación para generar esos mismos recursos.

Otra ventaja, si la comparamos con los coches eléctricos, es la rapidez de repostaje, ya que la pila de hidrógeno se carga en cuestión de minutos. Un tiempo invertido muy similar al que requiere un vehículo de gasolina o diésel, y su precio es bastante asequible.

¿Y desventajas?

Uno de los principales problemas, es que apenas existen estaciones en las que recargar de energía un vehículo de este tipo.

Tampoco podemos pasar por alto el hecho de que para la obtención de hidrógeno hay que emplear otro tipo de energías, y no precisamente renovables. Esto se debe a que el hidrógeno, aunque es el elemento más abundante en la tierra, no existe en estado puro, y hay que obtenerlo descomponiendo hidrocarburos de energías fósiles.

Por último, y quizás lo que eche para atrás a más de uno, son los elevados precios del coche de hidrógeno con horquillas que van desde los 20.000 hasta los 60.000 euros.

repostaje

¿Cuál es el precio por repostar?

El gasto de un repostaje promedio de un coche de hidrógeno oscila entre los 9 y los 10 euros cada 100 kilómetros aproximadamente, cifra similar a la que gasta un vehículo diésel o gasolina.

¿Qué autonomía tienen?

Los últimos modelos de coches de hidrógeno pueden llegar a una autonomía de entre 800 y 1.000 kilómetros. Si lo comparamos con su rival directo, el coche eléctrico, éste tiene una autonomía homologada mucho menor, con referencias que a duras penas superan los 400 kilómetros.

coche hidrogeno

¿Son viables comercialmente?

Al tratarse de una nueva tecnología, es lógico que al principio sea más cara de producir, ya que se fabrican menos unidades. La propia tecnología y la necesidad de recurrir a metales preciosos como el platino encarecen muchísimo los precios de cara al consumidor final. No obstante, los principales fabricantes han asegurado que esta situación cambiará cuando empiece la producción en masa.

Por otro lado, la inexistente red de puntos de recarga requeriría grandes inversiones que a día de hoy impiden el auge de esta tecnología. En España, sin ir más lejos, solo hay 5 hidrogeneras en Sevilla, Zaragoza, Huesca, Albacete y Puertollano (Ciudad Real).

¿Qué modelos existen actualmente?

Desgraciadamente, la oferta de vehículos es muy limitada y a unos precios desorbitados. Las grandes marcas tienen varios proyectos sobre la mesa que se comercializarán en un futuro como el Kia Sorento, o que solo se encuentran disponibles en mercados concretos como el Mercedes GLC o el Toyota Mirai.

En nuestro país, el único modelo que podremos encontrar por el momento es el Hyundai NEXO. De hecho, tiene el honor de ser el primer coche de hidrógeno matriculado en España. Cuenta con motor de 120 CV, alimentado por una batería de 40 kW. Los tres depósitos de hidrógeno tienen una capacidad de 156,6 litros, ofreciendo una autonomía de hasta 666 kilómetros. Lo peor, claro está, es su elevado precio de 69.000 euros.

Europa multa de nuevo a Google con 1.500 millones de euros por su publicidad

¿Qué expectativas hay de cara al futuro?

La hoja de ruta europea para cumplir los objetivos de descarbonización incluye importantes inversiones en los vehículos alternativos, con una preferencia clara por los de hidrógeno frente a los eléctricos.

El objetivo de esta estrategia de descarbonización es cambiar radicalmente el mapa de las fuentes de energía de los vehículos antes de 2050. Se espera que los vehículos de combustión interna mantengan un residual 1%, con gran presencia de los coches impulsados por biocombustible, con un 39% sobre el total, seguidos por los vehículos de hidrógeno, con un 32%, y los eléctricos, con un 28%.

Las cifras, aunque quizás demasiado ambiciosas, escenifican un futuro prometedor. En Alemania, por ejemplo, el objetivo es llegar en el año 2025 a 500.000 vehículos de hidrógeno circulando y más de 500 hidrogeneras activas. Francia tendrá más de 100 estaciones en 2020.

¿Y en España?

Como ya os adelantamos al principio de este especial, España dejará de matricular vehículos comerciales que emitan gases contaminantes en 2040. Esto afectará a los coches con motor gasolina y diésel, pero también a los híbridos y a los que funcionan con gas natural.

En el terreno medioambiental, la utilización del coche de hidrógeno supondría el ahorro de más de 15 millones de toneladas de C02 anualmente. Este ahorro se sustenta en la estimación de venta de unos 140.000 vehículos en España de aquí a doce años, y 20 puntos de carga antes de 2020.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,