cara brookins casa youtube

Necesitaba una casa para vivir con sus cuatro hijos, así­ que se puso manos a la obra. Y nunca mejor dicho. Esta es la historia de Cara Brookins. Ví­ctima de la violencia machista, dejó a su pareja en 2008. Tení­a cuatro retoños a los que alimentar y apenas tení­a dinero para vivir. ¿Su objetivo? Ofrecer a sus pequeños un techo y una habitación propia, así­ que se animó a construir su propia casa. Ahora ha escrito un libro y hecho pública su historia. Se trata de «Levántate, Cómo una casa construyó una familia», la historia de esta madre que levantó una casa de cero sin tener ninguna experiencia previa y mucho menos conocimientos sobre construcción. Todo lo que necesitó, además de ladrillos y cemento, fueron tutoriales de YouTube. Como lo lees. Esta superviviente puede dar gracias a su empeño y a su afición por el bricolaje, porque hoy tiene su propia casa. Y no es una casa cualquiera: es justo la que aparecí­a en sus sueños.

https://www.youtube.com/watch?v=4YCevwKJpF8

Brookins (Arkansas) cuenta una historia realmente cruda. Tras dos relaciones violentas y un acoso continuado por un hombre con problemas mentales, estaba preocupada por sus hijos. Sentí­a que tení­a que ofrecerles todo el cobijo, la confianza y el reconocimiento que estos necesitan, así­ que en 2007, cuando Cara se topó con una casa destruida por un tornado, decidió ponerse en marcha. De la casa solo quedaban los cimientos, pero decidió comprar unos tablones y aglomerado para juntarlos y empezar a trabajar junto con sus hijos, que entonces tení­an 2, 11, 15 y 17 años. Unidos tení­an el firme propósito de mejorar sus vidas. Necesitaron, eso sí­, un préstamo del banco que alcanzaba los 150.000 dólares, pero Cara se empezó a nutrir con la gran cantidad de ví­deos y tutoriales que se pueden encontrar en YouTube y que, lógicamente, están relacionados con el mundo de la construcción. Dedicaba las tardes a mirar los ví­deos y luego anotaba todos los materiales que serí­an necesarios. Se ayudó, además, de un bombero del lugar que tení­a conocimientos sobre la materia para que la ayudara con algunos trabajos y al que pagó 25 dólares la hora en cuanto pudo.

cara brookins

Cara Brookins, madre de familia y constructora inspiracional

¿Lo conseguirí­an? La respuesta es sí­. Parece que los tutoriales de YouTube son lo suficientemente válidos. Con ellos aprendieron a diseñar y a hacer la estructura de la casa, de modo que en poco tiempo se dieron cuenta de que tení­an levantada una casa de 325 metros cuadrados y 5 dormitorios. Esta también incluí­a un garaje para tres coches, una tienda y hasta una casa del árbol (el sueño de todo niño americano) de dos pisos. También reservaron sitio para una biblioteca y bautizaron la residencia como Inkwell Manor. Tardaron nueve meses en construirla, pero todos colaboraron en el proyecto: uno traí­a agua, el otro madera, otro cocinaba…

El sueño se hizo realidad, así­ que Cara y sus cuatro hijos residen en la casa desde hace ocho años. Queda demostrado, pues, que no hay nada que un tutorial de YouTube – y mucha fuerza interior – no puedan resolver.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.