autoconsumo energetico

La Unión Europea ha publicado el contenido de la iniciativa “Clean energy for all Europeans”, una directiva que pretende conseguir que entre 2021 y 2030 “Europa lidere la transición hacia las energí­as limpias, no solo que se adapte a ello”. Entre el contenido de la directiva encontramos propuestas como la de reducir las emisiones de CO2 al menos en un 40% para 2030, conseguir el liderazgo mundial en energí­as renovables y asegurar un trato justo para los consumidores. Pero una de las medidas que más llama la atención es la referente al autoconsumo energético, la cual contradice en parte el decreto de autoconsumo que se aprobó en España en 2015.

La iniciativa “Energí­a limpia para todos los europeos” recoge algunas medidas destinadas a convertir a Europa en un referente mundial en la transición hacia las energí­as limpias. Como comentábamos, una de las medidas serí­a reducir las emisiones de CO2 en un 40% para 2030. Para ello, la directiva pretende alcanzar un aumento del 30% en la eficiencia energética, extender hasta 2030 la obligación de que los generadores y distribuidores tengan que ahorrar un 1,5% de la energí­a anual, lograr que los hogares ahorren hasta 500 euros al año, crear edificios más eficientes y renovar los edificios ya existentes. Por otro lado, otro de los objetivos es que al menos el 27% de toda la energí­a consumida en Europa salga de fuentes renovables.

energia renovable

El tercer objetivo de la directiva es que los consumidores puedan elegir entre diferentes proveedores energéticos, teniendo opción a acceder a toda la información de cada uno de ellos de forma clara y rápida. La Unión Europea pretende que las hidroeléctricas aceleren la implantación de contadores inteligentes para poder flexibilizar los contratos con las compañí­as. Todo ello con la intención de que cambiar de operador, pagar o dar de alta un nuevo servicio en una compañí­a eléctrica sea una tarea sencilla y rápida.

Sin embargo, una de las medidas que más ha llamado la atención en nuestro paí­s es la referente al autoconsumo. El texto de la propuesta dice: “los consumidores o comunidades de consumidores tendrán derecho a producir, almacenar o vender su propia electricidad, pudiendo beneficiarse de la caí­da de costes de los paneles solares para los tejados y otras unidades de generación de pequeña escala para ayudarles a reducir las facturas de la luz”. Además, en esta directiva se defiende también la posibilidad de que los hogares, edificios o incluso industrias compartan la energí­a generada por las instalaciones privadas.

placas solares

El decreto de autoconsumo que se aprobó en España en 2015 prohí­be tanto que se comparta la energí­a generada como que los autoconsumidores vendan o saquen cualquier beneficio de la energí­a sobrante que puedan generar. Así­ pues, el texto de esta directiva Europea contradice completamente en algunos de los puntos más importantes a la actual regulación española.

Aunque se trata de un borrador que podrí­a sufrir modificaciones, la nueva directiva de la Unión Europea ha animado enormemente a las asociaciones que luchan por un nuevo modelo energético justo. A pesar de que, tras su aprobación, la aplicación de la directiva no serí­a inmediata, al menos supone que el gobierno español no podrí­a endurecer todaví­a más la regulación en nuestro paí­s. Esperamos que se avance hacia delante en el nuevo modelo energético y no hacia atrás.

Ví­a | El Confidencial

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...