Google Street View

Street View es una mina de oro, o mejor dicho, un verdadero museo de los horrores. Desde que el coche de Google se pasea por las calles del mundo, hemos tenido la oportunidad de ubicarnos mejor y conocer metro a metro los lugares que vamos a visitar… pero ¿y las imágenes que han conseguido capturar las cámaras de Google? Algunas son muy graciosas, pero otras nos dejan con la piel de gallina. Hoy hemos querido recopilar un total de veinte imágenes de esas que nos han dejado boquiabiertos y que repasan la trayectoria de este particular – y controvertido – servicio de la compañí­a de Mountain View. ¿Te atreves a echarles un vistazo?

Street View

La primera bien podrí­a tratarse de la escena de una peli de miedo o, en el mejor de los casos, un comando preparado para divertirse en la tarde noche de Halloween. Está claro que los chicos van vestidos un tanto extraños y están listos para dar guerra. Yo darí­a media vuelta para no pasar por ahí­. Lo que pasó después de eso es todaví­a una incógnita.

Street View

Otra escena de los horrores, que de no ser porque se nota que son maniquí­es, podrí­a ser la perfecta escena de un homicidio múltiple. No sabemos si fueron colocados estratégicamente, pero si fue así­, está claro que el individuo que lo hizo tiene un mal gusto terrible. ¡Menudo susto!

Street View

Y aquí­ tenemos a este pintoresco individuo. Un hombre o mujer (por su atuendo no podemos saberlo) que parece imitar a Sherlock Holmes y pasarlo en grande mientras saluda al coche de Google. Si es que tiene que haber gente para todo.

Street View

¿Y este chiquití­n? Pues aquí­ tenemos a un bebé gateando por la calle, justo por los alrededores de una tienda de Gucci. El problema está en que parece que no hay ningún adulto cerca. ¿Estarán sus papás en el interior de este carí­simo establecimiento? Puede que se hayan deslumbrado tanto con los atuendos de la reputada firma que se les haya olvidado que tení­an un retoño en sus vidas. ¡¿Será posible?!

Street View

Y aquí­ va otra de maniquí­es. Aquí­ tenemos a otro chico o chica paseando un maniquí­ de generosas proporciones y DESNUDO. También arrastra una maleta, pero está claro que paseándose con ese compañero por la calle, uno no pasa desapercibido ni por el coche de Google ni por nadie.

Street View

¿Que me entra un poco de sueñecillo? ¿Que no tengo cama ni banco para echar una cabezadita? ¡Pues aquí­ que me quedo! Esto es lo que debió pensar este señor, que el coche de Google pilló tendido en plena calle y con la cabeza en la acera, descansando como si el mundo hubiera dejado de girar. Por su izquierda viene un coche que estarí­a peligrosamente cerca de sus piernas. ¿A quién se le ocurre hacer semejante locura? Pues o a un loco o a un hombre con impulsos suicidas. Tampoco sabemos nada sobre lo que pasó después.

08-streetview

Y ahora vamos con una de desastres, porque a esta comunidad de vecinos el coche de Google les pilló con un poco de plancha. Algo se estaba quemando en la casa del vecino del al lado, porque todo está lleno de humo y se ve perfectamente cómo corren para ir a sofocarlo, así­ que seguramente no se percataron en absoluto de que un coche repleto de cámaras estaba fotografiándoles. Cosas que ocurren en las mejores casas.

09-streetview

La instantánea que viene a continuación es bastante triste. En ella se ve un hombre que acaba de estrellarse con el coche en mitad de la carretera. Una carretera en la que aparentemente no hay nada ni nadie, pero mucho nos tememos que lo que acaba de ocurrir es una auténtica desgracia. El hombre que supuestamente conducí­a el coche – o que iba de acompañante (esto no podemos precisarlo) – está justo a un lado de la carretera, en una posición que nos hace intuir que está llorando o lamentándose por lo ocurrido. La imagen es francamente desoladora.

10-streetview

¡Eh! ¿De qué estás huyendo malandrí­n? Aquí­ tenemos al pí­caro de esta colección fotográfica de rarezas. Un chico que parece estar intentando escalar una pared comunitaria, no sabemos escapando de qué. Puede que esté tratando de escabullirse de alguien que lo persigue o huyendo de algún lugar en el que no se encuentra a gusto. Que sea el lector el que imagine la historia que hay detrás de esa instantánea, en la que lo único que está claro es que escalar por las paredes del vecindario no es ni medio normal.

11-streetview

Y aquí­ una escena que da bastante miedo. Google quiere adentrarse en todas las calles del mundo, pero hay lugares especialmente peligros, cuyos habitantes preferirí­an que no. En esta conmovedora instantánea aparece un hombre armado con una pistola que, además, parece mirar fijamente al objetivo. Suponemos que el coche de Google y su conductor salieron de allí­ como alma que lleva el diablo. ¿A dónde se dirigí­a este individuo?

12-streetview

Está claro que, con todas las imágenes que hemos visto, la cotidianidad no es bonita de ver ni de fotografiar. La imagen que captó Street View de este perro enganchado en una verja tampoco es nada estética. El pobre can quiso salir de la casa pensando que los agujeros serí­an lo suficientemente amplios como para dejar pasar su lomo, pero el resultado fue catastrófico.

13-streetview

Si esto no da miedo, que baje Dios y lo vea. La instantánea recoge un enigmático camino asfaltado, pero rodeado de una hermosa arboleda, en la que también se aprecia la figura de un hombre con el pelo blanco, ataviado con un traje oscuro. La escena es hermosa y conmovedora. Tanto, que podrí­amos considerarla una fotografí­a artí­stica o un cuadro expresionista. También podrí­amos mandarla a Cuarto Milenio, porque está claro que le sacarí­an mucho jugo.

14-streetview

Y aquí­ tenéis otra fotografí­a que parece mismamente sacada de una pelí­cula de terror. La imagen recoge la escena de una zapaterí­a callejera, probablemente un mercadillo, en el que su responsable se ha vestido de conejo con un gusto bastante pésimo. A su lado está un chaval, quizá un ayudante, que mira perplejo el coche de Google. El conejo diabólico tiene pinta de salir corriendo detrás tuyo armado con un cuchillo. ¿Da miedo, verdad?

15-streetview

Salir al mundo es enfrentarse a las rarezas. Y sino, ¿qué hace este mini dinosaurio en este remolque, aparcado en plena calle? El bicho está atado por el cuello, como si en algún momento fuera a escapar. ¿A dónde llevarán a esta pobre criatura de plástico?

16-streetview

Y aquí­ tienen al hombre caballo. El coche de Google también ha captado a un hombre ataviado con una cabeza de caballo, cuyo aspecto tampoco deja de ser siniestro. Puede que alguien le avisara de que el coche de Google estaba circulando por su ciudad, porque lo cierto es que su postura nos hace intuir que está posando para Street View. Esto o que el hombre caballo está como un cencerro, aunque ahora que lo pienso, las dos cosas no son incompatibles.

17-streetview

A este otro alguien lo ha pillado con las manos en la masa, porque está intentando salir semidesnudo por la ventana de un primer piso. La escena es un tanto ridí­cula, porque puede que en el peor de los casos no estuviera escapando, sino sacando una pierna para ver si le da el aire. Cosas más raras se han visto.

18-streetview

Pasen y vean, señores, que la cosa no acaba aquí­. En esta imagen captada por Street View tenemos a otro hombre que ha decido lavarse en plena calle. ¿Que cae un poco de agua porque el vecino ha lavado el coche? Pues yo la aprovecho para asearme un poquití­n. Que viva el surrealismo. ¡Y la higiene!

19-streetview

Esto es pegarse un trompazo. Literalmente. El niño salió con la bicicleta a dar una vuelta, pero sin saber ni cómo por qué, acabó de esta guisa: estampado contra una pared y a punto de caerse al suelo. Seguramente se dio la vuelta para cerciorarse de que nadie le habí­a visto hacer el ridí­culo. Quién le iba a decir que el mundo entero estaba mirándole.

20-streetview

Si alguna vez has vivido cerca del mar, sabrás que las gaviotas son habitantes de lo más habituales en las ciudades. Suelen echar un vistazo a todos sus rincones, por si encuentran restos de comida. Esto es lo que hací­a esta señora gaviota, con el desayuno entre el pico, cuando pasó el coche de Google para retratarla. ¡Que aproveche!

07-streetview

Y terminamos con otra de esas escenas que te dejan sin hipo. Un total de ocho personas con una cabeza de águila organizadas en fila, como si fuera lo más normal del mundo. La escena parece ciertamente preparada. O esto o que en esta ciudad vestirse con la cabeza de este animal es bastante habitual. Esto es lo que explica que las dos personas que están justo detrás de la escena estén tan tranquilas mirando el móvil. El mundo se ha vuelto loco.

¿Cuál de estas imágenes te ha impresionado más? Compártelo en los comentarios.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,