asaltante apple store

Destrucción, rabia, incomprensión, odio, sadismo, violencia. Un episodio dantesco. Casi salvaje. Y desde luego, de lo más sorprendente. No exageramos con lo que ha pasado ayer, jueves, en una Apple Store francesa. Un cliente, presumiblemente descontento, se ha dedicado a aplastar iPhone, iPads y Macbooks por doquier. Algo que a unos cuantos fans de la marca de la manzana les dolerá en el alma ver. Porque sí­, lo han grabado en ví­deo.

Con una piedra en mano, y portando un guante para no dañarse, el joven irrumpió en el establecimiento de un centro comercial de Dijon, al este de Francia, para arremeter contra una docena de equipos expuestos. Uno por uno, los diferentes iPhone eran extraí­dos del expositor, colocados estratégicamente sobre las mesas de la App Store e inevitablemente machacados con la piedra del asaltante. Uno tras otro. Sin piedad ni miramientos. Un ataque que apenas dura un par de minutos, pero que sirve incluso para dañar varios iPods y un Macbook Air, tal y como se puede ver en los ví­deos.

De momento se desconocen los motivos concretos de este acontecimiento. Tan solo es presumible el descontento del usuario, que increpa a los retailers o trabajadores de Apple que miran atónitos la escena mientras los diferentes dispositivos sufren desperfectos. Todo ello, claro está, grabado en ví­deo para el escándalo de millones de personas a través de Internet que ya están distribuyendo el contenido por redes sociales.

Se sabe que, tras el incidente, el joven fue retenido por los encargados de seguridad del centro comercial. No sin antes intentar escaparse e incluso enfrentarse fí­sicamente a ellos. Según diferentes medios franceses, el asaltante fue finalmente detenido.

Según los gritos del asaltante, sus quejas tendrí­an que ver con sus “derechos como consumidor”, citando expresamente su descontento con la manera en la que Apple ha llevado su caso. Algo de lo más curioso, sobre todo teniendo en cuenta la facilidad de trato que los empleados de la compañí­a ofrecen en sus tiendas como cultura corporativa. De hecho, tienen prohibido actuar en estos casos en los que la violencia interfiere en el trato con los clientes. De ahí­ que permanezcan atónitos y sin mover un dedo más allá de hacer sonar la alarma que puede escucharse durante toda la duración del ví­deo.

En definitiva, una forma un tanto agresiva de mostrar el descontento con los trámites de soporte de Apple, que ahora deberá reponer todos los productos en mal estado. Eso sí­, si finalmente el caso llega a juicio, puede que sea el asaltante quien deba responder económicamente ante el destrozo que ha causado.

Y es que la atención al cliente es un punto que no hay que tomar a broma. A pesar de que Apple destaca en este aspecto, quizá en próximas ocasiones prefieran colocar un iPhone dummy o algún producto defectuoso en sus tiendas ante los posibles ataques de asaltantes con piedras. Desde luego, los ví­deos están causando sensación en Internet. La violencia nunca es la respuesta, pero seguro que este cliente insatisfecho se quedó mucho más tranquilo. Ahora solo tiene que hacer frente a la responsabilidad civil de sus hechos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...