WiFi AC MIMO

Si estáis buscando para comprar un nuevo equipo, ya sea smartphone, tablet u ordenador, o bien os han recomendado cambiar el router que pone vuestro operador para mejorar la cobertura WiFi, es muy probable que estéis mareados con la gran cantidad de simbologí­as y términos que se utilizan a la hora de hablar de una conexión inalámbrica. El WiFi es un mundo complejo, lleno de nomenclaturas raras, nuevos estándares que han ido apareciendo a lo largo del tiempo y que mejoran la velocidad de transferencia e incluso tecnologí­as que se centran en mejorar la cobertura. Dentro de estas tecnologí­as, y que seguro habéis oí­do nombrar, tenemos el WiFi AC y la tecnologí­a MIMO. Con estas dos tecnologí­as conseguiremos una mayor velocidad, una mayor cobertura y una mayor estabilidad en nuestra conexión WiFi. Vamos a repasar en qué consisten estas tecnologí­as y cómo pueden ayudarnos a conseguir la más alta velocidad de nuestra conexión sin necesidad de utilizar cables.

En la actualidad, quien más y quien menos, tenemos en casa varios dispositivos conectados a Internet por WiFi. Es más, muchos usuarios jamás han conectado nada por cable de red al router. Es normal, el WiFi se ha convertido en algo tan habitual en nuestro dí­a a dí­a que muchos usuarios ven los cables como «algo del pasado». Sin embargo, las quejas llegan a la hora de conseguir la máxima velocidad de Internet a través de WiFi. Muchos usuarios reclaman a las operadoras que no les llegan por WiFi sus flamantes 300 megas de conexión de fibra recién contratados y no entienden el motivo. Para entenderlo, lo primero que debemos conocer son los diferentes estándares con los que trabajan los routers WiFi y qué condiciones se deben dar para conseguir la máxima velocidad.

WiFi AC MIMO

Hoy os queremos hablar del WiFi AC y la tecnologí­a MIMO. El estándar WiFi AC se aprobó de forma oficial en enero de 2014 y, desde entonces, muchos routers lo han ido incorporando. Incluso algunas operadoras incluyen ya esta tecnologí­a en los routers que colocan a sus clientes, especialmente si tenemos contratada una conexión de fibra. El estándar más habitual hasta ahora era el WiFi N, una tecnologí­a capaz de alcanzar una velocidad máxima de transferencia de 300 Mbps. La tecnologí­a WiFi AC ofrece diversas ventajas sobre este estándar:

  1. Tres veces más rápido que el WiFi N
  2. Velocidad mí­nima de 1 Gbps
  3. Sin cortes gracias al uso de la banda 5 GHz
  4. Varias conexiones simultáneas

Para poder disfrutar la alta velocidad de las conexiones WiFi AC no solo tendremos que tener un router que incorpore esta tecnologí­a, los equipos también tendrán que ser compatibles. ¿Cómo podemos saber si un equipo es compatible? En las especificaciones de nuestros dispositivos tendremos marcado qué tipo de WiFi utiliza de esta forma: 802.11 b/g/n/ac. Las diferentes letras que acompañan a los números marcan los múltiples estándares wireless que han ido apareciendo a lo largo de los años, cada uno más rápido que el anterior. Si en esta especificación no aparecen las letras «ac» es que nuestro dispositivo no es compatible con esta tecnologí­a.

Los estándares b,g y n utilizan la banda de 2,4 GHz, la cual está totalmente saturada, además de ser más sensible a las emisiones electromagnéticas. El estándar WiFi AC, sin embargo, utiliza la banda de 5 GHz, que actualmente está mucho más libre y además es menos sensible a las emisiones electromagnéticas. Esto nos permitirá aprovechar al máximo la velocidad de nuestra conexión a internet y, si tenemos varios equipos en casa, conseguir unas velocidades de transferencia entre equipos mucho mayores. Por supuesto el estándar WiFi AC es compatible con el resto de estándares más antiguos, así­ que no «dejaremos tirados» a los equipos antiguos.

BeamForming y MIMO

WiFi AC MIMO

Para entender las mejoras que nos puede aportar el estándar WiFi AC debemos hablar de dos tecnologí­as: BeamForming y MIMO. Mientras que los routers WiFi N emiten la señal WiFi alrededor suyo, la tecnologí­a BeamForming dirige la señal WiFi directamente hacia los dispositivos. A nivel práctico esto supone una menor pérdida de señal debida a los obstáculos que podamos encontrar entre los dispositivos, como paredes, techos o puertas.

MIMO corresponde a las siglas de “Multiple Input Multiple Output” y es una tecnologí­a que permite una mayor cobertura inalámbrica, además de proporcionarnos una mayor velocidad al utilizar varias antenas de forma simultánea. Sin embargo, la tecnologí­a MIMO no es exclusiva de los routers con WiFi AC, el MIMO apareció junto con el estándar 802.11n. Es más, todos los routers 802.11n tienen MIMO. Sin embargo, dependiendo de las antenas que tengan los routers, podremos tener diferentes configuraciones MIMO, como por ejemplo 3T3R (3 antenas para transmitir, 3 antenas para recibir). La tecnologí­a utilizada por el estándar N es la llamada SU-MIMO, es decir, los flujos de datos únicamente son transmitidos y recibidos por un único dispositivo a la vez.

No obstante, aunque la tecnologí­a MIMO no es exclusiva del estándar WiFi AC, este la ha mejorado sustancialmente. ¿Cómo lo ha hecho? Implementado el llamado MU-MIMO. La tecnologí­a MU-MIMO permite que múltiples dispositivos puedan recibir de manera simultánea diferentes flujos de datos, aumentando así­ la velocidad y el rendimiento de la red. Esta tecnologí­a, además de permitir el enví­o de datos de forma simultánea, aprovecha el ancho de banda al máximo para que todos los dispositivos consigan la máxima velocidad.

WiFi AC MIMO

Con la tecnologí­a MU-MIMO, el router permite enviar un flujo de datos a cada uno de los clientes, por lo que se enviarán los datos simultáneamente y el ancho de banda se aprovechará al máximo. Si estamos utilizando, por ejemplo, tres dispositivos, los tres enviarán y recibirán datos a la vez (en paralelo) y no en serie como ocurre con la tecnologí­a SU-MIMO (Single-User MIMO).

Sin embargo, la tecnologí­a MU-MIMO también tiene sus limitaciones. Por ejemplo, actualmente sólo funciona con conexiones inalámbricas de enlace descendente. Esto significa que sólo los routers inalámbricos y puntos de acceso pueden enviar de manera simultánea datos de varios usuarios, ya sea uno o más flujos de datos a cada uno. Los dispositivos «clientes», como smartphones, tablets u ordenadores, tendrán que esperar su turno para enviar datos al router o punto de acceso. Esto hace que la tecnologí­a MU-MIMO sea mucho más efectiva a la hora de descargar que de subir datos a la red.

Otro pequeño inconveniente es que, así­ como la tecnologí­a SU-MIMO funciona en las bandas de frecuencia WiFi de 2,4 GHz y de 5 GHz, la tecnologí­a MU-MIMO sólo funciona en la banda de 5 GHz. Además, un router MU-MIMO no puede servir al mismo tiempo flujos de datos a un número de dispositivos ilimitado. Actualmente, estos routers pueden suministrar datos de esta forma a un máximo de 3 o 4 equipos. Por último, solo los dispositivos inalámbricos con soporte incorporado para MU-MIMO pueden recibir señales MU-MIMO.

Quiero pasarme al WiFi AC, ¿qué necesito?

TP-Link_VR2800v_01

Si después de leer este artí­culo estás decidido a pasarte al estándar WiFi AC, es necesario que conozcas qué necesitas para hacerlo. El estándar es compatible con cualquier conexión de fibra y ADSL, así­ que en eso no tendrás problemas. Lo primero que necesitaremos es, obviamente, un router con WiFi AC. Si os ponéis a buscar un router con WiFi AC os daréis cuenta de que hay muchos tipos diferentes, y de muchos precios. La gran diferencia entre ellos, además de todas las opciones extra que puedan incluir, es la velocidad máxima de conexión. Por ejemplo, un router WiFi AC 1900 conseguirá una velocidad máxima de 1.900 Mbps. Por otro lado, el rendimiento que ofrece el WiFI AC depende de las antenas implicadas. A más antenas mayor velocidad. Si bien es cierto que podemos gastarnos un buen dinero y comprar un router con muchas antenas, debemos tener en cuenta que el receptor también tendrá que tenerlas. La gran mayorí­a de smartphones compatibles con 802.11ac solo suelen tener una antena, así­ que será imposible alcanzar la velocidad máxima del router.

Como no queremos desanimar a nadie, es justo decir que, aunque vuestros dispositivos no incorporen el máximo número de antenas y no podáis alcanzar las velocidades ultra rápidas que marcan los routers más actuales, sólo con tener dispositivos con WiFi AC ya notaremos un aumento de rendimiento en la conexión realmente importante. Y si alguno de vuestros dispositivos es más antiguo o de una gama más baja y sigue usando el estándar WiFi N, o incluso WiFi G, no hay problema, ya que los routers AC utilizan la doble banda para ser compatibles con cualquier dispositivo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,