Garmin Forerunner

Llevar una vida saludable no es fácil. El Garmin Forerunner 225 es un reloj deportivo pensado para ayudarnos a medir y gestionar la actividad diaria. Este gadget incorpora un avanzado sistema para medir la frecuencia cardí­aca y para marcar en qué estado del entrenamiento estamos. Además, cuenta con funcionalidad GPS para localizar el dispositivo y registrar las distancias que recorremos. Este reloj se puede sincronizar con nuestro smartphone para enviar la información de nuestra actividad fí­sica o generar sesiones de entrenamiento personalizadas. El Garmin Forerunner 225 se puede encontrar ya en el mercado por un precio de 300 euros. Te contamos todos los detalles.

Una de las caracterí­sticas más interesantes del Garmin Forerunner 225 es su sistema de medición de la frecuencia cardí­aca. Este reloj utiliza un sensor óptico que proyecta luz en la piel y detecta la luz devuelta. Consciente de que cuando se bombea la sangre se producen ligeros cambios en la piel, también se lleva a cabo un filtrado que permite averiguar con mayor exactitud las pulsaciones. Pero este medidor no se detiene en la mera cifra. El reloj calcula nuestra media cardí­aca según nuestra edad para conocer el momento del ejercicio en el que nos encontramos y lo presenta en la pantalla a través de distintos colores. Así­, si la barra marca el color gris significa que estamos en la zona de calentamiento, a partir del 50%. El color azul se traduce en una zona de ritmo suave y se coloca en torno al 60%, mientras que el color verde marca la zona de aerobic y se sitúa en torno al 70%. El color naranja es la zona fronteriza que marca la cercaní­a al máximo y está en el 80%, mientras que el color rojo determina la zona de frecuencia cardí­aca máxima (comienza en el 90%).

Garmin Forerunner 225

Otra de las caracterí­sticas que integra este reloj deportivo es la funcionalidad GPS para medir el ritmo y las distancias que recorre el deportista. Además, cuando el usuario está haciendo ejercicio en interiores (como por ejemplo en una cinta de correr) se echa mano de su acelerómetro para contar los pasos que se llevan a cabo y seguir registrando la actividad deportiva. Por otra parte, el monitor de actividad de este reloj no sólo mide nuestros pasos sino que además calcula el número de calorí­as que se han quemado al hacer ejercicio. Este monitor se completa con una caracterí­stica que nos avisa cuando permanecemos inactivos durante más de una hora. En este momento, basta con que nos movamos al menos durante un par de minutos para que esta alerta se desconecta y no se vuelva a encender a menos de que permanezcamos una hora sin movernos.

Para completar sus funciones, el Garmin Forerunner 225 se puede sincronizar con un smartphone. Gracias a ello, cuando estemos cerca del teléfono nuestras estadí­sticas y registros se subirán a la nube. También podemos compartir estos datos con amigos y otros usuarios, o crear rutinas de ejercicio especí­ficas a través del móvil. El Garmin Forerunner 225 ya está disponible en el mercado por un precio de 300 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...