Samsung NVME SSD

Samsung ha iniciado la producción masiva de sus nuevas tarjetas de memoria SSD NVMe PCIe. Se trata de las primeras unidades del mercado que llegarán con un formato M.2 y que amenazan con revolucionar el mercado en términos de rapidez y consumo energético. Y es que el nuevo modelo SM951-NV será capaz de alcanzar velocidades de lectura secuencial de hasta 2.260 MB/s y de escritura secuencial de hasta 1.600 MB/s. Es decir, cuatro veces la velocidad de lectura de un disco SSD basado en SATA y tres veces su velocidad de escritura. Un avance muy importante que se quiere comercializar tanto en entornos profesionales en estaciones de trabajo y PC potentes como en los ultrabooks de gama alta. Y todo ello con capacidades de hasta 512 GB. De momento no tenemos fecha oficial para su llegada al mercado o sus precios. De momento, te contamos todos los datos que ha revelado la compañí­a coreana.

El mercado del almacenamiento avanza y Samsung se ha convertido en uno de los pioneros a la hora de desplegar nuevas tecnologí­as para mejorar el rendimiento de las unidades SSD. La compañí­a ha comenzado la fabricación comercial de su nueva tarjeta SSD NVMe PCIe en formato M.2. La premisa esta clara. Mejorar la velocidad y el rendimiento de estas memorias al tiempo que se reduce su consumo energético y se consigue un tamaño más compacto. El modelo Samsung SM951-NV consigue unas velocidades realmente notables de lectura secuencial de hasta 2.600 MB/s y de escritura secuencial de hasta 1.600 MB/s. Cifras que se sitúan muy por encima de lo que solemos ver en un disco SSD tí­pico basado en SATA, con velocidades de 540 MB/s de lectura y 500 MB/s de escritura.

Logo de Samsung

Para alcanzar estas velocidades, la unidad de memoria de Samsung utiliza cuatro carriles (PCIe Gen 3.0 x 4) de flujo de datos simultáneo a 8 Gbps. En total, se consiguen tasas de transferencia de 32 Gbps. La velocidad de lectura aleatoria se coloca en los 300.000 IOPS, que multiplica por tres lo que se consigue con una memoria SSD basada en SATA. Y todo ello con el formato M.2, lo que permite disfrutar de una finura muy notable por debajo de los 4 milí­metros y un peso de apenas 7 gramos (diez veces menos que un disco SSD SATA). Sin duda, una ventaja competitiva a la hora de introducir estas nuevas unidades en equipos como los ultrabooks, que buscan diseños cada vez más finos y ligeros.

De hecho, otra de las ventajas importantes de los nuevos discos Samsung SM951-N es su eficiencia energética, con un modo de bajo consumo que podrá mejorar los tiempos de autonomí­a de los portátiles. Estos nuevos modelos estarán dirigidos tanto al mundo de consumo (en equipos de gama alta) como en el mundo profesional en servidores y estaciones de trabajo. Samsung comercializará su Samsung SM951-N en capacidades de 128 GB, 256 GB y 512 GB. De momento no tenemos fecha concreta para su salida o precios, pero se espera que no tarden mucho tiempo en llegar al mercado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,