Samsung Gear Fit

La Samsung Gear Fit es la propuesta más interesante de Samsung para la nueva generación de dispositivos llevables. Una pulsera inteligente que se sincroniza con nuestro smartphone o tablet de Samsung y que permite ver los últimos mensajes del WhatsApp recibidos, gestionar las llamadas que entren en el teléfono o medir nuestro pulso. Todo ello con una atractiva pantalla curva que se adapta al contorno de nuestra muñeca y con un brillo muy notable para ver los contenidos incluso en los momentos en los que recibamos el impacto directo de la luz del sol. Este dispositivo se puede encontrar en el mercado por un precio oficial de 200 euros. Ya tuvimos la ocasión de entrar en contacto con esta pulsera, pero ahora te contamos nuestras impresiones después de haberlo tenido entre las manos durante varios dí­as.

Samsung Gear Fit

Autonomí­a prolongada

Sin duda, uno de los aspectos cruciales a la hora de usar un wearable como un reloj o una pulsera inteligente es la autonomí­a que presenta. Y es que mientras que nos hemos acostumbrado a tener que recargar el smartphone de manera diaria (o casi), parece más difí­cil que los usuarios apuesten por un reloj o una pulsera que tengan que enchufar cada noche a la corriente. Samsung ha conseguido solucionar este problema mediante el sistema operativo Tizen y su Samsung Gear Fit cumple con creces con la premisa de ofrecer un mayor tiempo de uso: entre tres y cuatro dí­as con un uso normal según nuestra experiencia. Un aguante muy notable que hace que su recarga resulte más cómoda. Eso sí­, tenemos que tener en cuenta que para llevar a cabo esta acción se utiliza una pequeña pieza de plástico que se engancha magnéticamente a la base de la pulsera y que añade la salida MicroUSB. Dicha pieza es bastante pequeña y corre el peligro de perderse con facilidad. Además, si la olvidamos en un viaje o similar no podremos cargar la pulsera, algo que puede generar más de una molestia.

Samsung Gear Fit

Una extensión del smartphone

El cometido principal de la Samsung Gear Fit es la de servir como una extensión natural de un smartphone o tablet de Samsung. La Fit se sincroniza con el dispositivo móvil por medio de la conexión Bluetooth. Esta pulsera permite visualizar las notificaciones de apps como WhatsApp o Hangouts directamente en su pantalla, y recibir el aviso cuando recibamos una llamada del teléfono. También cuenta con la capacidad de controlar la reproducción multimedia de archivos en el smartphone. En definitiva, una forma más directa de poder gestionar los elementos del teléfono sin tener que sacarlo del bolsillo y desbloquear la pantalla. Especialmente útil para aquellos usuarios (y somos muchos) que tienen el molesto tic de mirar el smartphone cada poco tiempo para ver si se ha recibido algo nuevo.

Eso sí­, como era de esperar la pulsera funciona como un mero lector de notificaciones, si queremos responder a un WhatsApp tendremos que utilizar el smartphone. Otra de las funciones que resultan interesantes es la de sincronizar nuestro calendario de Google con la pulsera. De esta forma, podremos recibir el aviso de un determinado evento en la muñeca y no dejar pasar citas importantes. Por último, nos gustarí­a destacar la opción de encontrar el Gear Fit o el smartphone a través de un pitido que se activa desde el otro dispositivo, y que suena incluso cuando el móvil o la pulsera están silenciados. Esta función nos ahorrará más de un minuto de búsqueda por la casa.

Samsung Gear Fit

El uso de la pulsera para deportistas

La independencia del Gear Fit frente al teléfono empieza y acaba prácticamente por sus usos deportivos. Aunque los resultados también se sincronizan con el smartphone, es a la hora de hacer deporte donde podremos disfrutar de esta pulsera sin tener siempre cerca nuestro móvil o tablet. En primer lugar, contamos con la función de podómetro, una herramienta que medirá nuestros pasos y que es capaz de diferenciar si estamos andando, corriendo, o subiendo y bajando escaleras. De hecho, incluso puede medir nuestro movimiento en la bici.

Todo ello se completa con la capacidad de llevar a cabo sesiones de ejercicio, que pueden ser a través de paseos, carreras, senderismo y bicicleta (en estos últimos dos casos necesitaremos el GPS del teléfono para llevarlo a cabo). Se trata de una plataforma sencilla pero muy interesante para los aficionados al deporte. Además, aquí­ también entra en juego el otro medidor básico de la pulsera, capaz de registrar nuestro ritmo cardí­aco. Todos los datos recogidos se pueden recopilar a través de la app Samsung Health, disponible de manera gratuita.

Otras herramientas básicas de la pulsera que resultan útiles son un cronómetro y una cuenta atrás. Aquí­ nos ha sorprendido la falta de una calculadora (aunque fuera con un uso muy simple), una de las herramientas que tradicionalmente han estado presentes en nuestra muñeca con los relojes calculadora. Lo que sí­ tenemos es un medidor de sueño. Se supone que esta caracterí­stica ofrece un estudio sobre lo bien o mal que dormimos. En realidad, tan solo mide nuestros movimientos a lo largo de la noche (cuanto menos movimiento mejor se ha dormido) y resulta más una curiosidad que una herramienta reseñable.

Samsung Gear Fit

Diseño e interfaz

Hay que reconocerlo. Samsung ha hecho un gran trabajo con el diseño de esta pulsera, que seguramente sea la más atractiva que podemos encontrar hoy en dí­a en el mercado. Su pantalla curva Super AMOLED de 1,84 pulgadas se adapta perfectamente a la muñeca y lo convierte en un dispositivo muy aparente a la hora de llevarlo. Además, este panel cuenta con un nivel de brillo muy alto que facilita la visualización de los menús incluso cuando recibimos el impacto directo de la luz del sol. La pantalla está reforzada por Gorilla Glass para mejorar su resistencia frente a roces y arañazos. Además, como no podí­a ser de otra forma esta pulsera es capaz de aguantar que la sumerjamos en el agua durante varios minutos sin que su funcionamiento corra peligro.

En cuanto a la interfaz, la compañí­a ha desplegado unos sencillos y vistosos menús de iconos en el terminal (tres por cada pantallazo). Para moverse entre ellos basta con mover el dedo hacia uno de los laterales del panel. El funcionamiento es muy fluido y las distintas herramientas se han adaptado muy bien al pequeño tamaño de esta pantalla. Nos ha gustado mucho la capacidad de cambiar tanto el aspecto del reloj de la pulsera como el fondo en el que se colocan los distintos menús. Otro de los puntos que resultan interesantes es poder elegir si queremos que los contenidos del panel se muestren de manera horizontal (por defecto) o en vertical. Esta última opción resulta menos vistosa pero se adapta más al modo en el que miramos de manera tradicional a la muñeca cuando por ejemplo tenemos puesto un reloj. Además, cuando movemos la muñeca de un determinado modo para ver la pantalla esta se enciende de manera automática. En definitiva, un buen conjunto de ideas que facilitan mucho el uso de esta pulsera inteligente.

Samsung Gear Fit

Precio y opiniones

El precio oficial de la Samsung Gear Fit es de 200 euros, pero ya existen muchos comercios en donde podemos encontrar este accesorio por un precio más reducido. Después de probar durante unos dí­as este complemento, la impresión que queda es que se trata de una pulsera que ofrece un buen conjunto de posibilidades a los usuarios que hagan deporte a menudo o que quieran contar con una prolongación natural de su smartphone Samsung. No obstante, no nos parece un dispositivo para un mercado amplio de usuarios, ya que si se deja a un lado sus funciones como herramienta para medir la actividad deportiva o como una segunda pantalla para el móvil su utilidad se reduce a servir como un reloj. Eso sí­, un reloj con un diseño elegante  y una atractiva pantalla curva que puede convencer a más de uno.

SAMSUNG GEAR FIT

Marca Samsung
Modelo Samsung Gear Fit

 

Pantalla pantalla

Tamaño 1,84 pulgadas
Resolución 432 x 128 pí­xeles
Densidad 244 ppi
Tecnologí­a Super AMOLED
Protección Gorilla Glass

 

Diseño diseño

Dimensiones 23,4 x 57,4 x 11,95 milí­metros
Peso 27  gramos
Colores Negro, capacidad de intercambiar correas
Resistencia al agua Sí­, IP67

 

Compatibilidad

Conexión Bluetooth 4.0
Smartphones compatibles Samsung Galaxy S5, Samsung Galaxy S4, Samsung Galaxy Note 3, Galaxy Note 3 Neo, Galaxy Grand 2, Galaxy S4 Mini, Galaxy S4 Active, Galaxy S4 Zoom, Galaxy Mega 6.3, Galaxy Mega 5.8, Galaxy Note 2 y Galaxy S3
Tablets compatibles Samsung Galaxy Tab4 10.1, Galaxy Tab4 8.0, Galaxy Tab4 7.0, Galaxy TabPro 12.2, Galaxy TabPro 10.1, Galaxy TabPro 8.4, Galaxy NotePro 12.2 y la Galaxy Note 10.1 2014 Edition

 

Software y aplicacionessoftware

Sistema Operativo Samsung Tizen
Aplicaciones Podómetro, Ejercicio, Sueño, Pulsómetro, Notificaciones, Control multimedia, Cuenta atrás, Cronómetro, Buscar dispositivo

 

Sensoresconexiones

Podómetro Sí­
Acelerómetro Sí­
Localización GPS No
Bluetooth Bluetooth 4.0
Giroscopio Sí­
Monitor de frecuencia cardí­aca Sí­
Conector MicroUSB 2.0 a través de un accesorio incluido
Audio Altavoz interno
Otros

 

Autonomí­a bateria

Extraí­ble No
Capacidad 210 mAh
Duración en reposo Hasta cinco dí­as con uso ocasional
Duración en uso Entre tres y cuatro dí­as con un uso normal

 

+ info

Fecha de lanzamiento Disponible
Web del fabricante Samsung

 

Precio: 200 euros euros

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,