Bateria icono

La competición en el sector de los dispositivos móviles es intensa y cada fabricante trata de ofrecer sistemas más avanzados para quedar por encima del resto. Lo vemos continuamente en pantallas cada vez más grandes, procesadores más potentes, funciones inteligentes o cámaras con sensores más amplios. Sin embargo, mientras cada uno trata de distinguirse por sus fortalezas, todos comparten una misma debilidad: la autonomí­a. De poco sirve tener el smartphone más puntero del momento si en pocas horas nos vemos anclados al enchufe para poder seguir usándolo, y es que mientras el resto de piezas van avanzando, las baterí­as de iones de litio se han quedado estancadas. La solución pasa por introducir baterí­as de mayor capacidad, diseñar componentes más eficientes, como por ejemplo procesadores o pantallas que consuman menos, y apostar por funciones de ahorro energético que puedan alargar la duración lo máximo posible. La Universidad de Tokio está llevando a cabo una investigación para mejorar las baterí­as de iones de litio con un sistema que acortarí­a el tiempo de carga de forma notable.

Bateria icono

Además del problema de la autonomí­a, también nos encontramos con que los tiempos de carga son bastante largos. Lo normal es que necesitemos al menos un par de horas para que la carga de la baterí­a llegue al 100%. Si se consigue acortar ese tiempo, el problema de la autonomí­a no serí­a tan grave ya que, aunque nos quedemos sin baterí­a, si la podemos cargar rápidamente podemos seguir funcionando sin problema. Los responsables de la investigación están estudiando cambios en la configuración de los electrolitos que forman las celdas de la baterí­a, sustituyéndolos por otros más reactivos y con mayor resistencia a la degradación, dos puntos clave para conseguir baterí­as de alto rendimiento. El resultado serí­a que hay una concentración cuatro veces superior a una baterí­a convencional, que se traduce en tiempos de carga mucho más rápidos, hasta tres veces más. Por ejemplo, si nuestro smartphone o tablet tarda tres horas en alcanzar el 100% de carga, con este tipo de baterí­as estarí­a listo en una hora. Por otro lado el voltaje subirí­a de 3v a 5v.

La investigación de la Universidad de Tokio se está realizando en colaboración con la Universidad de Kyoto y el instituto nacional de materiales para la ciencia de Japón y su objetivo serí­a la fabricación de baterí­as de mayor rendimiento para ser aplicadas a la industria de la automoción. No obstante podrí­an ser aplicadas también a dispositivos móviles como smartphones o tablets, ya que ambos sistemas usan el mismo tipo de baterí­as. Las principales marcas de telefoní­a ya ofrecen sistemas de ahorro energético en sus terminales más completos, como recientemente vimos con el modo Ultra Power Saving del Samsung Galaxy S5 o también el modo de ahorro extremo del HTC One M8.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...