e-Health Sensor Platform

Ya se conocen los veinte proyectos que han llegado a la semifinal del concurso James Dyson Award. Este concurso congrega a los universitarios de ingenierí­a de todo el mundo para encontrar la idea más original y útil en diversos campos como la medicina, las energí­as renovables o la seguridad. Entre los veinte finalistas nos encontramos a dos proyectos españoles, que competirán por llevarse el primer premio de  30.000 libras  (37.500 euros). El ganador se dará a conocer el próximo 7 de noviembre. ¿Quieres conocer las ideas que han llevado a los españoles a la semifinal de este concurso? Te contamos todos los detalles.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El primero de los proyectos españoles que ha alcanzado un puesto entre los veinte mejores inventos de diseño en ingenierí­a es OLTU. Este proyecto consiste en un sistema de refrigeración para guardar de una forma más eficiente nuestras frutas y verduras. El sistema aprovecha el calor producido en la propia nevera para convertirlo en energí­a que se transmite a los recipientes especial para estos alimentos a través de la evaporación. Cada recipiente recibe una cantidad diferente de energí­a según las necesidades concretas de conservación. Una idea interesante que también busca crear una mayor conciencia entre los usuarios sobre cómo aprovechar mejor los alimentos y acabar con la costumbre de muchos hogares de guardar todos los alimentos directamente en la nevera.

OLTU

El segundo proyecto español ha sido desarrollado por el emprendedor Luis Martí­n y lleva por nombre e-Health Sensor Platform. En este caso, se trata de hacer frente a una necesidad especí­fica del campo de la medicina. e-Health Sensor Platform es una alternativa en código abierto mucho más barata a las caras máquinas de biometrí­a que se utilizan para monitorizar el estado del cuerpo humano. Gracias a esta plataforma desarrollada para las plataformas Rasperry Pi y Arduino, se pueden medir aspectos como el puslo, el nivel de oxí­geno en sangre, la frecuencia del latido o la temperatura corporal. Los resultados se pueden enviar a un smartphone o a un portátil o a través de WiFi para el seguimiento del paciente de manera remota. Sin duda, un proyecto serio y que ya ha alcanzado un nivel de madurez que lo puede acercar más rápido a su comercialización.

Estas propuestas deberán competir con otros dieciocho proyectos para convertirse en el ganador de este concurso. Entre ellos, algunos de los que más nos han llamado la atención son, por ejemplo, un cargador para móvil que utiliza la energí­a eólica para recargar la baterí­a. En principio, parece una tecnologí­a menos aprovechable para este campo que la solar, aunque no se puede negar la inventiva de la idea. O un nuevo diseño para los chalecos salvavidas que puede salvar muchas vidas ya que mejora el sistema de remolque cuando se produce el rescate. El concurso James Dyson Award ha reunido este año 650 proyectos de 18 paí­ses diferentes. El proyecto ganador recibirá 37.500 euros, y se dará a conocer el próximo siete de noviembre. Además, también se premiará a dos finalistas con un premio de 10.000 libras (11.750 euros).

e-Health Sensor Platform

OLTU

Otras noticias sobre...