Steve Ballmer CEO de Microsoft

Steve Ballmer podrí­a haber admitido lo que es un secreto a voces: que ni las ventas de Windows 8 ni las de su tablet Microsoft Surface están siendo tan buenas como se esperaban. De hecho, según las informaciones publicadas por el medio The Verge, el CEO de Microsoft habrí­a reconocido que la compañí­a  no está vendiendo tantos dispositivos con Windows 8 como esperaba. Para reconducir esta situación, la compañí­a tendrí­a pensado realizar un importante esfuerzo de marketing para la campaña de la vuelta al cole. Este será también el periodo en el que se lance la versión definitiva de Windows 8.1, la actualización de esta plataforma que mejora varios de los aspectos más criticados de este sistema.

Muchos son los factores que han provocado un inicio más  bien tibio del sistema operativo Windows 8 en el mercado. Por un lado, la mala situación económica está dañando las ventas de los ordenadores. Por el otro, los ordenadores están acusando la fuerte competencia de los tablets con Android y el iPad, que se están convirtiendo en la primera opción de compra por delante de los portátiles. Microsoft quiso enfrentarse a la evolución del mercado con su nuevo Windows 8, una plataforma que combina el entorno de escritorio tí­pica de anteriores Windows y una interfaz principal pensada para los dispositivos táctiles.

Microsoft Surface

No obstante, este producto hí­brido no ha logrado convencer, hasta el momento, a muchos usuarios. El mayor problema es que la interfaz táctil no ha conseguido desbancar a la interfaz tradicional, probablemente porque las apps que se han diseñado para este sistema no tienen hasta la fecha la misma calidad que la de tiendas más evolucionadas como la de Android o iTunes. Según The Verge, Ballmer habrí­a reconocido las decepcionantes ventas de Windows 8 en el transcurso de un evento privado con sus empleados a principios de esta semana.

El lí­der de la compañí­a estadounidense habrí­a puesto sus miras en la próxima campaña de vuelta a cole, que comenzará en septiembre. Este podrí­a ser el momento en el que se anuncie una nueva versión de su tableta Microsoft Surface RT. Si en el caso de Windows 8 las ventas han sido peores de lo esperado, en el caso de la tableta Surface muchos analistas han hablado sin tapujos de fracaso. Prueba de ello son los 900 millones de dólares (675 millones de euros) que la compañí­a estadounidense ha tenido que gastar en el último trimestre debido a las unidades de este tablet que permanecen en el almacén sin llegar al mercado. Hace unos dí­as Microsoft ya anunció un recorte del 30% de los precios de sus modelos Surface RT para intentar agilizar sus ventas. El problema de Windows RT estriba en que se ha limitado mucho el uso del escritorio, y el número de apps dedicadas a este sistema es muy pobre. Algunos fabricantes como Acer han decidido retrasar de manera indefinida sus planes de lanzar dispositivos con este sistema.

Otro de los pasos que va a llevar a cabo la empresa para mejorar el rendimiento de Windows o Windows Phone está en la apertura de más de 500 espacios dedicados a Windows dentro de la cadena de tiendas BestBuy. Sin duda, la compañí­a estadounidense tiene mucho camino por delante para intentar expandir sus productos y hacer frente a la competencia que suponen los tablets con Android y el iPad. ¿Lo conseguirá?

en → es
tabletas con Android y el iPad

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.