Pentax K-30, cámara réflex resistente al agua 1

Pentax es un fabricante de cámaras especial. Sus modelos siempre tienen un toque de distinción, un punto “vintage” en sus formas cuadriculadas y algo que sorprende. En esta ocasión, como de costumbre, no defraudan: una cámara reflex todo terreno, resistente al agua y a temperaturas extremas.

Pero no es la única caracterí­stica de esta cámara. Además, cuenta con un sensor de 16 megapí­xeles que puede llegar a una sensibilidad ISO de 25.600. Un valor bastante elevado que nos permitirá tomar fotografí­as con muy poca luz. No obstante, tendremos que esperar a las pruebas de campo para ver como afecta esta sensibilidad al ruido de imagen.

La Pentax K-30 puede grabar ví­deo en calidad Full HD (1080 lí­neas) a 30 cuadros por segundo. Es buen valor, nada espectacular, pues lo dan muchas cámaras compactas, pero el resultado no es el mismo. La posibilidad de utilizar todos los controles manuales de los objetivos en la grabación de ví­deo es algo que ninguna cámara compacta puede hacer, y el resultado es magní­fico.

Pentax K-30, cámara réflex resistente al agua 2

Además, para la Pentax K-30, la marca japonesa ha desarrollado un nuevo sistema de enfoque. Lo han llamado SAFOX IXi + AF, y mejora las prestaciones del enfoque por contraste tradicional. Además, ha situado la velocidad de ráfaga en las seis tomas por segundo. Muy útil si estamos buscando sacar fotos de objetos en movimiento.

La resistencia al agua no es el único detalle de cámara todo terreno que tiene la K-30. También puede funcionar a tempetaturas de 10 grados bajo cero. La cámara no es sumergible en el sentido estricto, sino que parece pensada más bien para ser utilizada en condiciones climatológicas muy adversas: frí­o y lluvia. Junto con la ergonomí­a propia de los modelos de Pentax, parece que la K-30 gustará a los fotógrafos más aventureros.

Pentax K-30, cámara réflex resistente al agua 3

Cuenta con un monitor trasero de tres pulgadas y una resolución de 921.000 puntos. Además, tiene un punto muy favorable en el apartado de la alimentación. Como es habitual en Pentax, cuenta con una baterí­a recargable de litio, pero además ofrece la posibilidad de utilizar cuatro pilas AA. Es una opción que muchos usuarios buscan, ya que permite alargar la autonomí­a de la cámara con pilas que podemos comprar en cualquier parte del mundo.

Va a estar disponible en tres colores. Además del negro tradicional, podremos escoger entre acabados en azul y blanco. Son diseños muy atrevidos, poco frecuentes en el mundo de las cámaras réflex, y que se asemejan al metalizado de la pintara de un coche. De momento no han informado de cuando podremos encontrarla en las tiendas, ni en España ni en ninguna parte.

Lo que si sabemos es el precio, y no se le ha ido demasiado de las manos a los japonenes. Se va a vender por 900 dólares (unos 710 euros) junto con la lente básica de 18-55 mm. Si ya contamos con objetivos de la marca y sólo queremos el cuerpo, el precio no adelgaza demasiado, situándose en los 850 dólares (unos 670 euros).

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,