Yamaha PDX-11

tuexperto-RecomiendaLos equipos o bases para iPod o iPhone se han convertido ya en un producto imprescindible en todos los catálogos de los principales fabricantes. La gran expansión del formato MP3 y el éxito de los reproductores de Apple han provocado que las principales marcas estén lanzando todo tipo de accesorios y equipos para estos sistemas portátiles. Al principio, estos equipos eran como micro o minicadenas que contaban con un puerto donde podí­amos pinchar nuestro iPod y escuchar nuestra música sin tener que ponernos los auriculares. Ahora, los casi todos los fabricantes se han liberado del formato clásico de receptor + altavoces, e incluso en los equipos portátiles se están inventando nuevos diseños con formas más modernas y originales. Tan solo hay que echar un vistazo a la web de Yamaha o de otras marcas como Logitech o Pioneer para darse cuenta de este cambio. Este es el caso del Yamaha PDX-11, nuestro protagonista de hoy, un equipo portátil y robusto, con un diseño que no deja de llamar la atención. Veámoslo con más detalle.

Yamaha PDX-11

Diseño

El Yamaha PDX-11 es una base para iPod o iPhone compacta y sobre todo, portátil, ya que puede funcionar a pilas. Está disponible en cuatro colores, blanco, azul oscuro, verde, negro, y su aspecto es muy original, con un diseño en forma de cono octogonal muy llamativo y una robusta asa metálica en su parte superior para poder transportarlo cómodamente. Además del asa, en el panel superior hallaremos el puerto para iPod o iPhone, además de los botones de control. En el panel posterior, hallaremos el compartimento para las baterí­as y las conexiones para la fuente de alimentación y entrada auxiliar de audio. La parte frontal está dominada por una rejilla metálica pintada en el mismo color que la carcasa, y que proteje los altavoces, además de ayudar a transmitir una imágen de equipo robusto y resistente. Como ya hemos dicho, es un equipo compacto, con unas dimensiones de 237 x 240 x 211 milí­metros. Esto lo hace ideal para poder llevárnoslo con nosotros de excursión o simplemente para movernlo cómodamente de una habitación de la casa a otra sin preocuparnos de los enchufes. Para acabar de convertirlo en un equipo portátil, el peso ha de estar en consonancia con el tamaño, y lo está: el PDX-11 tiene un peso realmente contenido, de sólo 1,5 kg.

Yamaha PDX-11

Sonido

Para transmitir el sonido, el Yamaha PDX-11 equipa un sistema de altavoces de dos ví­as con salida bass reflex en la parte posterior del equipo para enfatizar las frecuencias graves. El sistema de altavoces está compuesto por un woofer de diez centí­metros de diámetro (equivalente a unas cuatro pulgadas aproximadamente) más un tweeter de cúpula de 3,5 cm. Yamaha asegura que sus expertos en altavoces han diseñado y ajustado los del PDX-11 para conseguir el mejor rendimiento, y el resultado es un sonido claro y potente, con unos graves profundos y definidos teniendo en cuenta el tamaño compacto de este reproductor.

Mando a distancia

Una vez hallamos colocado el PDX-11 y insertado el iPod en el puerto superior, lo mejor para ir seleccionando canciones sin tener que acercarnos al reproductor es un cómodo mando a distancia. Para ello, Yamaha entrega el PDX-11 con un práctico y estilizado control remoto de tipo tarjeta, con el que no sólo podemos subir o bajar el volumen, si no que también nos permite navegar por los menús del iPod o iPhone, controlando la reproducción de las canciones o cambiando de carpeta o lista de reproducción gracias a las botones dedicados.

Yamaha PDX-11

No solo para Apple

Para usar el puerto para iPod o iPhone del panel superior, tenemos que asegurarnos que nuestro reproductor Apple sea uno de estos modelos: iPhone, iPhone 3G, iPhone 3GS, iPhone 4, o iPod de quinta generación, iPod Classic, iPod Nano y iPod Touch. En caso de que nuestro equipo no cumpla con estos requisitos, podremos también usar el PDX-11 gracias a la entrada de lí­nea auxiliar del panel trasero. Esta conexión usa el tí­pico terminal minijack estéreo de 3,5 milí­metros, mediante el cual podremos conectar cualquier reproductor que disponga de una salida de lí­nea como un tablet, un smartphone, un ordenador portátil o fijo o cualquier otro MP3 aunque no sea de Apple.

Libera tu música

El Yamaha PDX-11 con un diseño original y joven, y está claramente pensado para sacarlo a la calle y llevarlo con nosotros para disfrutar de la música de nuestro iPod o iPhone sin tener que recurrir a los auriculares. Evidentemente, es ideal para compartir la música cuando estemos con los amigos al aire libre, y para ello, la alimentación del PDX-11 puede realizarse mediante la red eléctrica convencional, obviamente, pero también a través de séis pilas o baterí­as del tipo AA. Con las pilas, el PDX-11 nos proporciona una autonomí­a máxima de hasta ocho horas, siempre que usemos pilas alcalinas.

Yamaha PDX-11

Otras opciones

Si a este buen rendimiento sumamos su original aspecto, este PDX-11 podrí­a ser catálogado como un pequeño boombox. Así­, entrarí­a a competir con los equipos más pequeños de esta categorí­a como el Pioneer Steez STZ-D10SL, siempre que no nos fijemos en las completí­simas funciones digitales del Pioneer, claro. Eso sí­, la sofisticación del pequeño Steez hace que su precio sea mucho más caro que el del Yamaha. Una opción más parecida en cuanto a precio y prestaciones serí­a el Logitech S715i, aunque su diseño es más convencional y sobre todo, más discreto que el del PDX-11.

Precio y opinión

El Yamaha PDX-11 es un equipo compacto que convence por su diseño y su buen rendimiento a pesar de su tamaño. Claro que este tamaño compacto es también lo que le convierte en un sistema portátil y es, en definitiva, lo que le da sentido al producto. Puestos a buscarle alguna pega, al echar un vistazo a la configuración de los altavoces con el clásico woofer + tweeter se podrí­a haber previsto la interconexión de dos PDX-11 para crear un sistema estéreo real. No es que el PDX-11 reproduzca solamente uno de los lados del estéreo, pero está claro que dos son más que uno. Aunque otra vez volverí­amos al tema del tamaño y la portabilidad, y para eso,ya hay equipos más grandes en el mercado. También se echa en falta un sintonizador de radio, ideal para cuando nos cansemos de buscar en nuestra bibiloteca de canciones.

En definitiva, el Yamaha PDX-11 es un completo y original reproductor con base para iPod o iPhone, que está disponible a un atractivo precio de 120 euros aproximadamente.

Modelos iPhone compatibles iPhone, iPhone 3G, iPhone 3GS, iPhone 4
Modelos iPod compatibles
iPod Classic, iPod Nano, iPod Touch
Entradas Puerto para iPod / iPhone 

Minijack estéreo 3,5 milí­metros

Fuente de alimentación AC

Control Controles en panel superior 

Mando a distancia tipo tarjeta

Sistema de altavoces de 2 ví­as
Woofer Cono 10 cm (4 pulgadas aprox.)
Tweeter Cúpula 3,5 cm
Dimensiones 237 x 240 x 211 milí­metros
Peso 1,5 kg.
Precio 120 euros aprox.
+info Yamaha

 

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,