Microsoft lanzó su actual sistema operativo para dispositivos móviles en octubre de 2010. Tanto Windows Phone 7 como los anteriores (Windows Mobile) son propiedad de la compañí­a de Redmond, que los licencia a los fabricantes de dispositivos a cambio de regalí­as. No es el caso de Google, que ofrece su Android de código abierto a los fabricantes sin cobrarles ninguna cantidad de dinero. Apple, por su parte, no licencia a nadie su iOS, que sólo está presente en productos de la marca de la manzana.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Existe un gran secretismo en torno a la cuantí­a de las regalí­as que pagan los fabricantes por las licencias de sistemas operativos para dispositivos móviles. Microsoft tampoco ha aportado cifras oficiales, excepto cuando a diciembre de 2010, dijo que los enví­os (no ventas) de dispositivos con Windows Phone 7 eran de 1,5 millones de unidades. Este mes de julio, el propio Steve Ballmer reconocí­a que la cuota de mercado de su operativo habí­a pasado “de ser muy pequeña a muy pequeña”.

El volumen de los ingresos que Microsoft ha obtenido del negocio de los sistemas operativos para móviles puede estimarse indirectamente a partir de las cuentas anuales de la compañí­a, cuyo año fiscal empieza el uno de julio. Según informa Nick Eaton en Seattle Pi, esos ingresos serí­an de uno 600 millones de dólares (unos 420 millones de euros) como mucho. Nich Eaton ha realizado los cálculos restando la facturación de la Xbox del total de ingresos de la división de ocio y dispositivos, con un resultado de 613 millones de dólares. Sin embargo, no toda esa cantidad procede de Windows Phone y Windows Mobile, sino también de las ventas de Zune y de las suscripciones a MediaRoom.

La posición de Windows Phone 7 puede mejorar, gracias a la alianza de Microsoft con Nokia, que ha decidido utilizar ese sistema operativo como prioritario en los futuros smartphones. Y el reciente lanzamiento de Mango, la versión mejorada de Windows Phone 7 también puede ayudar a convencer a los fabricantes. La presión de la guerra de patentes igualmente está empujando a diversos fabricantes asiáticos a los brazos de Microsoft.


Otras noticias sobre... , , , ,