philips - 3

Tras acumular casi 1000 millones de euros en pérdidas desde su fundación en 2007, Philips ha decidido cerrar la filial dedicada a televisores. A cambio, funda una empresa conjunta con el fabricante chino TPV. La holandesa retiene sólo el 30% de las acciones de esta nueva empresa, mientras que los chinos pueden pagar su parte a plazos, y sólo cuando haya beneficios. La nueva empresa podrá utilizar el sello Philips durante cinco años.

En cualquier caso, el fabricante holandés ha llegado también a acuerdos con otros fabricantes para que comercialicen equipos con el sello de Philips. Es por eso que la nueva empresa no podrá vender televisores en China, India, Estados Unidos, Canadá, México, y ciertas zonas de Sudamérica. De momento Philips se atrinchera en sus negocios tradicionales de fabricación de bombillas, y en el nuevo sector de la fabricación de equipos médicos de alto nivel.

Leer todo sobre el abandono de Philips del mercado de los televisores

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.