spotifycae1

La mayor caí­da de su corta historia. Spotify, el servicio de reproducción de música ví­a streaming dejó de funcionar durante varias horas durante el sábado 20 de febrero, de manera que los usuarios se quedaron sin música alguna que llevarse a sus oí­dos. La culpa del incidente, según la propia versión de Spotify, la tuvo uno de los aires acondicionados que se encuentran instalados en uno de los servidores de sus oficinas en Londres, cuya principal función es la de dar servicio a los usuarios de toda Europa. Mientras no se conocieron las razones, la comunidad especuló y mucho acerca de posibles ciberataques masivos, fallos de conexión o errores fatales en los servidores. Pero se ve que la cosa no era tan grave.

spotifycae2

Pues bien. Fueron los usuarios de Europa al completo los que sufrieron la incidencia durante gran parte del sábado. La explicación oficial, publicada en la página web de la compañí­a, cuenta que el mismo dí­a se experimentó un corte de luz en el Data Center de Londres, espacio en el que se alojan fí­sicamente varios servidores. Aunque según ellos el sistema de seguridad funcionó sin problemas, el que se averió fue uno de los grandes aires acondicionados, produciendo una subida alarmante de la temperatura. Fue en ese momento cuando los servidores se apagaron para no sufrir sobrecalentamientos y el servicio de Spotify se perdió en las inmensidades de Internet.

spotifycae3

En estos momentos, Spotify funciona con aparente normalidad. En la actualidad, la plataforma ya cuenta con la friolera de siete millones de usuarios conectados que dí­a a dí­a escuchan música en paí­ses como España, Reino Unido, Francia, Noruega, Finlandia y Suecia. Aunque la mayorí­a de ellos escuchan música en la modalidad gratuita y con publicidad, algunos ya han optado por acogerse a la oferta de Spotify sin anuncios y por 10 euros al mes.
Fotos de: zenra, bisonblog y

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.