tianasapo1

Tinta, plumillas, lápices, papel, gomas… Llenos de material de dibujante están llenos los cajones de la factorí­a Disney. La compañí­a que triunfó con La Bella y la Bestia, Cenicienta o la mismí­sima Sirenita ha regresado con Tiana y el sapo, una pelí­cula que rescata un antiguo cuento de los Hermanos Grimm y que al mismo tiempo recupera el modus operandi de antaño: es decir, sustituye los potentes ordenadores y la animación en 3D por los dibujos hechos en papel y trasladados después a la gran pantalla. Todo esto, después de que en 2004 Disney cerrara las puertas de su estudio de animación tradicional.

La historia recrea el célebre beso de la princesa al sapo, aunque en 2010 se rompe el consabido hechizo. El sapo no se convierte en prí­ncipe y la princesa (por primera vez caracterizada en plan Obama como una joven afroamericana) ve transformado su dulce cutis en pegajoso tegumento de rana. Los personajes, los decorados y toda la pelí­cula en general han sido dibujados a mano y trasladados después a ordenador para la posterior capa de pintura y animación digital. De esta forma, los animadores se enfrentaron al trabajo duplicado con la misma pasión (o más) con la que se emplearon en Up, Buscando a Nemo, Cars o Wall-e, pelí­culas gestadas en la asociada Pixar Animation Studios.

tianasapo2

Después del beso definitivo, sapo y rana vivirán una aventura en Nueva Orleans, lugar en el que tendrán que encontrar a una hechicera que los devuelva a su estado natural. John Lasseter, el director de la pelí­cula, no ha querido desvelar la suma total del presupuesto empleado. Aunque la confianza en la taquilla debe ser máxima. Antes de estrenarse la pelí­cula el pasado 11 de diciembre en Estados Unidos y el próximo 5 de febrero en España, Disney ya apostó por otra pelí­cula en 2D: Winnie the Pooh. De hecho, el mismo director ha declarado que no entiende como Disney se atrevió un dia a clausurar el tradicional estudio. ¿Será que toca cerrar los tiempos de la animación 3D bajo llave?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...