Grafeno por Silicio_01

En ocasiones, saltan a la actualidad noticias del campo cientí­fico que en apariencia poco o nada podrán llegar a afectarnos. Este podrí­a ser el caso del trabajo desarrollado bajo las luces de un laboratorio de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos), en el que un grupo de ingenieros y fí­sicos han demostrado en la práctica, las propiedades electrónicas del grafeno, algo que hasta el momento sólo se encontraba en el estadio de las suposiciones. Un hecho, según auguran, que motivará la sustitución del silicio como material base para el desarrollo de los microprocesadores actuales.

Intentemos aclarar aún la situación. Según señala el estudio (publicado en la red por la revista Nature y el portal Sciencie Daily), las nuevas propiedades electrónicas del grafeno permiten a los electrones interactuar con mayor intensidad entre sí­, en un comportamiento similar a la superconductividad registrada en algunos metales y materiales de carácter más complejo. Hasta el momento este hecho se sabí­a, pero aún no se habí­a demostrado en un experimento.

Grafeno-por-Silicio_02

De esta forma, el grafeno podrí­a permitir la fabricación de dispositivos electrónicos que más rápidos que los actuales, y que al mismo tiempo prestarí­an una mayor eficiencia energética, ya que consumirí­an menos. Un paso importante, pero al mismo tiempo necesario, ya que según apuntan los expertos la tecnologí­a basada en el silicio tiene los años contados.

Teniendo presente este hecho, parece claro que será cuestión de tiempo el relevo del silicio por este material, que podrí­a ser clave en el avance de materiales complementarios por parte de la industria electrónica, basada desde el siglo pasado en el silicio como material protagonista. Sobre todo, en la fabricación de transistores para dispositivos móviles, teniendo en cuenta la alta potencia de señales de salida que ofrece, y el bajo consumo eléctrico que requiere.

O lo que es lo mismo, chips de grafeno que podrí­an alcanzar una velocidad de transmisión de un terahercio, diez veces superior a las ofrecidas por los chips fabricados con silicio. ¿Piensas ahora que el trabajo de laboratorio no afecta a tu vida diaria? Sólo esperamos que esto no genere un fenómeno en cadena que acabe por rebautizar el enclave nuclear de la informática y deje de llamarse Silicon Valley para ser Grafenon Valley.

Ví­a: Tendencias 21

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.