fujifilm_instax_mini_7s_01

En su dí­a, Polaroid estuvo a punto de pasar a mejor vida por no saber adaptarse a la fotografí­a digital. Ahora es Fujifilm la que, por alguna extraña razón, parece querer emularla con el lanzamiento de la Fujifilm Instax Mini 7S. Se trata de una cámara, sí­, pero no de una digital sino de una cámara instántánea que imprime las fotos en un vergonzoso tamaño de 6×4,6 cm.

Por supuesto, imprimir directamente la foto obliga a comprar pelí­cula y papel para tal fí­n a un escandaloso precio de 20 dólares (14 euros) el pack de 10. La sensibilidad, por otra parte es únicamente de 800 ISO (bien para situaciones de poca luz, pero con granulado asegurado), por lo que tampoco cabe esperar una calidad de imagen ni siquiera aceptable. De la parte óptica, mejor no hablar. Esta cámara, cuya existencia en la actualidad deberí­a investigar Iker Jimenez, cuesta 65 euros.

Leer todo sobre la Fujifilm Instax Mini 7S

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,