Probamos el proyector portátil XGIMI Halo: cine en casa de una pieza

La tecnológica XGIMI se ha convertido en un referente audiovisual y en esta ocasión probamos su proyector portátil Halo. Con este dispositivo solucionamos de un plumazo todo un sistema de cine en casa. Por supuesto tendremos imagen (es Full HD nativo y capaz de proyectar 3D y 4K) pero también sonido (altavoces incorporados con tecnología Harman Kardon). Incluso su batería permite usarlo sin alimentación… su precio: 800 euros. Lo hemos probado y esta es nuestra experiencia con el XGIMI Halo.

XGIMI Halo prueba (16)

Imagen de nuestro YouTube proyectada en 120 pulgadas

XGIMI Halo, así es

El proyector portátil XGIMI Halo es un compacto dispositivo que pesa 1,6 kg y mide 17 centímetros de alto con una base de 11 por 14 centímetros. No es de bolsillo pero sí de mochila… Tiene una batería interna de Litio (17Ah de capacidad) y el fabricante anuncia entre 2 y 4 horas de vídeo o más de 8 horas de música. Lo único malo es que el alimentador es bastante grande, un transformador de tamaño de ordenador portátil medio-grande para que nos entendamos (más peso en esa posible mochila).

Eso, por fuera, aparte de las conexiones: entrada HDMI, una USB 2.0 para memorias y salida para auriculares, además de que tiene WiFi (bibanda) y Bluetooth (4.0). Por dentro, el XGIMI Halo es un proyector DLP Full HD (resolución nativa 1980 x 1080 píxeles), que puede presentar imágenes 4K, con fuente de luz LED que alcanza 800 lúmenes ANSI y tiene una duración virtualmente eterna. Es decir, son 30.000 horas, que a 8 horas diarias (que ya son) resulta en más de diez años (¡que ya son!). La lente de proyección es fija (sin zoom) con una relación 1,2:1. Por último, y esto veremos lo importante que resulta, tiene un sistema de foco automático muy eficaz que también puede hacer corrección trapezoidal (keystone hasta 40 grados vertical y horizontal).

También incluye sonido, con un sistema Harman Kardon de dos canales con 5 vatios cada uno. El Halo es un proyector inteligente, no una mera fuente audiovisual: dentro lleva un miniordenador con Android TV (versión 9.0 con Chromecast), con una CPU Amlogic T950X2 y GPU Mali-G31 que usan 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno (interesante para no depender de USB externos en presentaciones por ejemplo).

En la caja: unboxing

El primer contacto con el XGIMI Halo ya es muy bueno: en su caja se aprecia el peso del conjunto, y a medida que desembalamos nos vamos encontrando cosas. El propio proyector obviamente ocupa la mayor parte del embalaje y va bien protegido (aunque por su tecnología no es particularmente frágil, otro detalle importante). El acabado es de primera: metal y plástico con base de goma. Luego tenemos ese cargador/alimentador de 90 vatios, un manual rápido y otro detallado (en inglés) y un cómodo mando a distancia que no es demasiado pequeño. El mando deberemos enlazarlo con el proyector (no es infrarrojo) y a partir de ese momento, todo perfecto.

Probamos el proyector portátil XGIMI Halo: cine en casa de una pieza 1

Un detalle a notar es que como buen LED esa fuente de luz consume poca energía. Los televisores (y proyectores) pueden llegar a usarse muchas horas al día, y su repercusión en la factura de luz puede no ser nada despreciable. Debemos decir que nos ha sorprendido el Halo, cuyo consumo eléctrico medimos: unos normales 30 vatios para cargar la batería interna, pero hasta 70 vatios de consumo en marcha. Eso explica lo del cargador tan grande. Aunque parte se fuera en cargar la batería en segundo plano, el consumo propio del proyector (la luz LED, el Android TV interno y el sonido) está pues en 40-50 vatios, más de lo que pensábamos.

Aún así, la cifra es en torno a diez veces inferior al consumo de un proyector tradicional (con bombilla incandescente), y al menos tres veces inferior al consumo de un televisor moderno (no plasma). Como decimos, algo que a la hora de echar cuentas de los consumos eléctricos es bueno tener en cuenta: con el Halo, ahorraremos luz pasando horas y días confinados disfrutando de sus imágenes…

Lo probamos

Cuando probamos dispositivos que no hemos comprado podemos caer en la tentación de fijarnos solamente en sus virtudes. Este proyector tiene un precio de 800 euros y como siempre era un préstamo de la marca: hemos querido ser críticos (y justos) con él, pero ya podemos adelantar que nos ha sorprendido muy gratamente. En otras ocasiones ya hemos probado algunos proyectores portátiles y lo cierto es que nunca nos dejaron del todo satisfechos. O la luz era demasiado débil para que fuera práctico sin oscuridad total, o la resolución no era lo bastante alta, o el sistema de foco no funcionaba bien… Al final, en esos casos podías acabar con la sensación de no haber invertido bien tu dinero. Con el Halo apostamos a que no ocurrirá eso: comparado con él los demás parecen efectivamente de juguete.

El primer paso al encenderlo la primera vez será conectarlo a nuestra Wifi y dar de alta nuestro usuario de Google. Con un móvil Android, incluso podrá hacerse de forma transparente. En Android TV podremos activar así fácilmente el acceso directo a nuestras aplicaciones, listas, canal YouTube… Sí, todo eso aparecerá en un instante, minutos después de haber encendido el XGIMI Halo tras sacarlo de la caja (bravo). Y en cada arranque o encendido, desde pulsar el botón hasta tener el menú principal de Android TV en pantalla pasa menos de un minuto (excelente).

Tamaño de pantalla

Cualquier proyector, como su nombre indica, necesita una superficie donde lanzar sus imágenes. Aunque el Halo tiene una resolución, luminosidad y calidad de colores de suficiente nivel para merecer una pantalla dedicada, lo probamos en diferentes ambientes. Proyectamos sobre pared (blanca) pintada a gotelé, sobre techo (blanco) de escayola lisa, y sobre todo usamos una pantalla de proyección fija dedicada, que normalmente recibe imágenes de un proyector dedicado de gama alta.

En todos los casos nos sorprendió positivamente la imagen del XGIMI Halo, de ahí el comentario anterior. Realmente basta decidir a ojo dónde vamos a proyectar la imagen, colocar el Halo a cierta distancia, y encenderlo. Tras mostrar el menú Android TV inicial, el Halo proyecta una «carta de ajuste» propia y usa un sensor de autofoco (cámara tipo móvil y algoritmo propio) realmente potente que en un segundo deja la imagen «clavada». Tiene sensores y cada vez que lo movemos vuelve a comprobar si la imagen está enfocada. También si es «cuadrada», pues si la proyección no se hace en el eje perpendicular a la superficie de la pantalla, aparecería deformada.

El único defecto es que no dispone de «zoom»: cuanto mayor queramos la pantalla, más lejos habrá que situarlo. Tampoco puede desplazar la imagen, hay que encontrar dónde dejar el Halo para que proyecte lo que queramos donde queramos. A modo de orientación, para llenar nuestra pantalla dedicada de algo más de 2’40 metros de base (unas 120 pulgadas de diagonal), lo tuvimos que situar a 3 metros de ésta. Para proyectar una imagen equivalente a un televisor de 55 pulgadas, necesitamos 1’5 metros de «tiro». En su base tiene una rosca para trípode para poder ubicarlo más fácil salvo que decidamos dejarlo «fijo» en algún lugar la mayor parte del tiempo (no es mala idea).

¡De cine!

Ésa fue la expresión que tuvimos y la de quienes vieron con nosotros el XGIMI Halo en acción. Un foco (que él solo ajusta) perfecto, un excelente nivel de detalle gracias a su resolución Full HD, y unas imágenes sorprendentes: colores vivos con muy buen contraste, como corresponde a los proyectores DLP «serios»… pero es que éste lo es pese a su tamaño.

Tanto viendo vídeos de YouTube, como alguna película, series… las imágenes seducen y te sumergen en la historia, como en un cine, porque muchas de ellas están pensadas para pantalla grande y ningún televisor llega a tanto. No apreciamos aberraciones en la imagen (buena lente) ni efectos extraños en imágenes en movimiento. Muy bien.

En cuanto al sonido, sabíamos qué esperar después de haber probado el XGIMI Halo como altavoz inicialmente (sí también sirve para eso, con la luz de proyección apagada). Su punto fuerte son las voces: escuchando programas de radio o podcast, es excelente. con música, resulta bien pero le falta peso en graves, y en escenas de películas o series de acción, eso se echa de menos. La imagen es enorme y preciosa, pero el sonido no era al que estamos acostumbrados (en un sistema de cine en casa completo con dos cajones de graves, debemos señalar). Probamos usando la entrada HDMI y el sistema de audio habitual y… ¡perfecto!

De todas formas los Harman Kardon montados se defienden bien: escuchando los vídeos y podcast de nuestro canal TuExperto de YouTube, parecía que tuviéramos a nuestros Chema LaPuente o David Mateo a nuestro lado contándonos lo último sobre tecnología… Sería ideal que hubiera una salida para una barra, o posibilidad de conectar un cajón de graves aparte.

Conclusiones

Quien busque un proyector portátil y haya tenido ya alguna decepción con otros modelos «de juguete» debe probar el XGIMI Halo: cambiará de opinión. Realmente «es posible» tener un dispositivo poco más grande que un tetrabrik capaz de convertir la pared del salón en una pantalla de cine, e incluso de ofrecer un sonido decente para acompañar esa tremenda imagen. La potencia del sistema de enfoque permite además evitar el engorro de una instalación fija: plantas el Halo donde sea, lo enciendes y antes de un minuto lo tendrás preparado y «a foco»… ¡genial! Tampoco deben descartar este aparato los aficionados al cine en casa que quieren algo más que un televisor o ya disponen de un sistema con un proyector obsoleto: se pueden sorprender positivamente.

Probamos el proyector portátil XGIMI Halo: cine en casa de una pieza 2

Ficha técnica

XGIMI Halo
Resolución nativa Full HD (1.920 x 1.080 píxeles)
Resolución máxima admite 4K HDR
Luminosidad Hasta 800 lumen ANSI
Relación de aspecto nativo 16:9
Contraste nd
Tamaño de pantalla (Mín.) 30 pulgadas
Tamaño de pantalla (Máx.) 300 pulgadas
Zoom Óptico Fijo
Tipo de Lámpara LED
Vida de Lámpara 30.000 Horas (Modo económico)
Sistema de proyección DLP (2K y 4K compatble, HDR y 3D)
Puertos HDMI, USB
Audio Harman Kardon 2 x 5W de potencia
Capacidad de Batería 17Ah (hasta 4 horas de autonomía en vídeo, 8 horas en audio)
Dimensiones y peso 17 x 14 x 11 cm (Alto x Prof x Ancho) y 1,6 kg gramos
Disponibilidad Disponible
Precio 800 euros

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,