Loewe Bild 3.55, probamos la OLED alemana más asequible con funciones mejoradas

Loewe bild 3 55 OLED sello

Loewe se ha ganado una posición de privilegio en el mercado de los televisores de alta gama. En 2017 la marca alemana renovó sus pantallas lanzando modelos OLED. Aunque empezó por las gamas más altas al final esta tecnología llegó a gamas mucho más asequibles. Cuando lanzaron en noviembre la Loewe Bild 3.55 OLED al mercado, hicimos la prueba y comprobamos que su mejor precio no iba en detrimento de ninguna de las cualidades que desmarcan las Loewe de su competencia, en cualquier gama.

tuexperto Recomenadado

Una de las cualidades que las distinguen es su electrónica y sistema operativo. Precisamente un año después hemos probado de nuevo la Bild 3.55 OLED para encontrarnos con el mismo “hardware” pero con varias funciones nueva. Son novedades importantes que en otra marca seguramente significarían un cambio de modelo. En Loewe, es el resultado de que el televisor actualice su “software” pulsando un botón… El precio de la Bild 3.55 OLED se mantiene en 3.000 euros.

La gran novedad: sonido a medida

Seguro que es algo que hemos visto: la gente mayor tiende a subir el volumen del televisor. Lo hacen sobre todo porque les cuesta entender las voces, y la causa es la progresiva pérdida de audición. Bien, pues Loewe va a incorporar a sus televisores un sistema que compensa esa pérdida de agudeza auditiva. Se llama “Mimi Defined” y está desarrollado por una empresa alemana especialista en sistemas de audición. Cuentan con miles de datos de pacientes, y han desarrollado un sistema que corrige automáticamente el sonido. Para conocerlo a fondo, incluso hacernos una medición personalizada de nuestra capacidad auditiva, recomendamos visitar su página web.

Loewe Bild 3.55 OLED (7)

En la parte superior vemos el sonido, con el logo del sistema Mimi Defined.

Lo vimos y escuchamos en la versión Beta pero está a punto de ser lanzado en la actualización de todas las Loewe actuales. Hasta ahora lo habían usado en algunos auriculares, pero con Loewe es la primera vez que se aplica al sonido “abierto”. No es una simple ecualización, subiendo por ejemplo los agudos para compensar esa pérdida. El sistema mimetiza los cambios del oído interno que modifican cómo escuchamos y además de ecualizar (frecuencia) ajusta la dinámica del sonido.

Así funciona el sonido “Mimi Defined”

Las Loewe contarán con un nuevo menú dentro de los ajustes de Sonido, llamado precisamente Mimi Defined. Ahí podremos definir y guardar diferentes perfiles, personalizados, o también perfiles de grupos de personas también personalizables. Elegantemente, para cada perfil no pregunta la edad sino el año de nacimiento (o década en el caso de un grupo). Además, podemos elegir en qué medida se aplica el procesado del sonido, hasta el 100 por cien. Por si nos parece excesivo y nos suena poco natural, o en cambio necesitamos más corrección. Y es que aunque tengamos la misma edad, algunos podemos escuchar mejor (o peor) que otros…

Una vez activo, Mimi Defined analiza continuamente la entrada de audio en tiempo real y la adapta a la percepción auditiva de la edad “objetivo” que hayamos establecido. El sistema enfatiza las partes de la señal de audio que son menos pronunciadas. Ya sea utilizando los ajustes estadísticos basados en la edad o realizando la Prueba de audición Mimi (en la web, y por ahora no disponible para los televisores sino sólo para sistemas de auriculares), el sistema modifica el sonido para permitirnos apreciar cada matiz de audio y entender mejor las voces.

El resultado es como si retiramos un “velo” al sonido: aumenta su claridad. Los locutores se entienden mejor, aunque nos pareciera entenderles bien antes, y la música gana “vida”. Estamos seguros que será una función muy apreciada por personas que ahora andan peleándose con el volumen. De hecho, estamos seguros que este u otros sistemas parecidos no tardarán en aparecer en otras marcas. Y es que, si para ver mejor el televisor nos ponemos gafas… ¿por qué no se le había ocurrido antes a nadie la necesidad de corregir el sonido?

Novedades en los menús

Desde que probamos la Loewe Bild 3.55 un año atrás ha habido varias actualizaciones de su sistema operativo. Cada actualización ha traído algunas novedades y destacaremos los cambios de la versión 4.40 (marzo de 2018) y de la 4.60 (agosto 2018). Aunque el cambio más radical llega en octubre con la nueva versión 5, de la que ya pudimos ver una “Beta” y que trae el más arriba descrito Mimi Defined.

La actualización de primavera trajo como gran novedad la compatibilidad con dispositivos Amazon Alexa. Se puede utilizar con móviles que tengan la aplicación correspondiente o si tenemos en la red doméstica alguno de los altavoces inteligentes Echo. Entre las funciones básicas se incluyen el encendido y apagado, cambio de canales, cambio de volumen, seleccionar la entrada o controlar la reproducción de archivos multimedia.

También llegó una actualización para la aplicación del móvil (Loewe App) que sirve como control remoto inteligente… y mucho más. Permite un acceso fácil y programable a contenidos directamente (no sólo canales de televisión). También permite hacer “mirroring” del móvil hacia el televisor. Es decir ver en la tele lo que estamos viendo en la pantalla del móvil. Ideal para YouTube, pero también práctico en muchos más casos. Y a la inversa recordemos que también es posible: podemos ver un canal de televisión que recibe la Loewe, en nuestro móvil.

Loewe Bild 3.55 OLED (50)

Más novedades por actualización

La actualización del verano añadió a esas novedades algunas más. Destaca un nuevo y refinado modo de protección de la pantalla OLED. Recordemos que es de las pocas pegas de esta tecnología, la retención o “quemado” de imagen. Desde que Loewe apostó por estas pantallas (de origen LG) aplica mucho esfuerzo (electrónica y programación) en evitarlo. Además solucionaron problemas de compatibilidad con los Apple TV de 4K, que ya ofrecen la máxima calidad de imagen posible.

Loewe Bild 3.55 OLED (49)

Nueva tecla “Favoritos” (estrella) en los mandos Loewe: la central de la segunda fila.

Otra interesante novedad son los “favoritos” desde el mando a distancia. Como a través de la aplicación del móvil, ahora los televisores Loewe permiten seleccionar cualquier fuente o programa y marcarlo. Podemos estar viendo un programa de televisión, una fuente de vídeo, lo que sea, y basta darle al nuevo botón “estrella” del mando. Como cuando marcamos la estrella en el navegador Chrome, queda marcado como favorito y lo tendremos disponible en el menú principal. Una idea sencilla pero brillante…

Otra: a través de los Loewe podemos acceder a miles de emisores de radio en internet. Pero, precisamente, hay tantísimas que a veces cuesta encontrar lo que uno quiere. Para eso, nos ha parecido genial una nueva búsqueda: por intérprete. Introducimos a quién queremos escuchar, y nos aparecen emisoras que lo tienen entre sus habituales, o que están emitiendo algo suyo en ese momento.

Grabar en cualquier parte

Algo que también surgió en estas actualizaciones es la posibilidad de grabar contenidos en un disco duro compartido (NAS local). Las Loewe cuentan con un dispositivo propio, que algunos modelos de más alta gama incluyen de serie (es opcional en la Bild 3.55). Es el Loewe DR+ Streaming, un disco duro de 1TB de capacidad que añade varias posibilidades al televisor. En los que no lo tenían, activa la conectividad Bluetooth, y las funciones de grabación permiten grabar programas para verlos luego, o congelar uno y seguir viéndolo más tarde. Al estar compartido, si tenemos más televisores Loewe en la casa podremos ver en un televisor lo que empezamos a ver en otro.

Esta función desde hace un tiempo también se podía hacer hacia un dispositivo USB conectado al televisor. En la Bild 3.55 OLED por ejemplo, ya que de serie no tiene el disco duro DR+, es la forma de poder grabar o congelar programas. Pero a partir de ahora, aumentan las posibilidades ya que es posible realizar esas grabaciones, o acceder a ellas, en un disco duro compartido en nuestra red. Sí, los NAS que antes podían usarse como servidores de contenidos (vídeo) ahora Loewe también los deja usar como almacenamiento. Hay más: desde la aplicación del móvil podemos, desde fuera de casa, enviar la orden de grabar un programa al televisor. Lo ejecutamos desde la App y se envía un correo electrónico que activa la grabación de ese canal a esa hora elegida… ¡útil!

Loewe Bild 3.55 OLED

Pantalla 55 pulgadas 4K UHD 3.840 x 2.160 pí­xeles
Tecnologí­a OLED (panel LG), procesador Loewe VantaVision
Sonido Decodificador interno DD/DTS, barra de sonido Loewe (2 altavoces y 80W totales)
Conexiones HDMI 4 x HDCP 2.2 (1 ARC)
Otra conectividad 3 USB (1 es 3.0), Ethernet, Wifi, Bluetooth
Sintonizadores DVB-T2/DVB-C/DVB-S2 (doble)
Grabación Ví­a USB o en disco NAS (Sistema DR+ opcional: 300 euros con disco 1TB)
 Antenas Satélite, Cable, Terrestre. Slot CI 1.3
 Peso 29,3 kg
 Dimensiones 1.230 x 789 x 55 mm (con pie de sobremesa)
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 3.000 euros

 

Loewe Bild 3.55 OLED, así es

Como hemos visto no son pocas las funciones que se han añadido en un año de actualizaciones. Y aunque la más llamativa es la del ajuste de sonido a medida (el “Mimi Defined”) las otras son realmente bienvenidas. Repasemos ahora cómo es y qué más ofrece este televisor de Loewe, el más asequible de su gama con pantalla OLED. Presentada en otoño de 2017, fue y es la OLED más económica de la marca con su precio de 3.000 euros para la pantalla de 55 pulgadas que probamos. Existe en versión para colgar, con soporte de sobremesa o soporte de suelo. Y existe en dos tonos metálicos, gris grafito oscuro o gris claro.

Loewe Bild 3.55 OLED (32)

Ventajas de la tecnología OLED

Como hemos indicado, ésa es la apuesta de los alemanes para sus pantallas de televisión desde finales de 2016, cuando marcaron este camino con las Bild 7. En 2017 llegaron las series Bild 4, Bild 5 y Bild 9 con paneles orgánicos de origen LG, y por fin esta Bild 3. Procedentes del fabricante coreano pero con especificaciones y control de calidad propio, estos paneles son los mejores para televisores domésticos. Eso es así salvo para momentos puntuales de mucha luz ambiente, o buscando un brillo muy alto. Ahí las LCD todavía tienen alguna ventaja.

Pero a la hora de buscar negros profundos, alto contraste y colores naturales, las OLED dominan. Por eso son las favoritas de los aficionados, como fueron antes los plasma: con luz atenuada es lo más parecido al cine. Recordemos que este panel OLED 4K consiste en 3.840 x 2.160 píxeles WRGB que pueden iluminarse o apagarse independientemente. No necesitan por ello una iluminación extra, como ocurre con las LCD o LED. Otra ventaja: pueden ser muy finas, de pocos milímetros de espesor. La parte alta de la Loewe Bild 3.55 apenas mide 5 mm de espesor… impresionante. El ángulo de visión además es enorme. Cuando una pantalla LED se observa lateralmente se pierde la imagen, cosa que no sucede con las OLED.

La electrónica Loewe

Loewe no se queda con usar un buen “panel” en su pantalla, van más lejos. Igual que en anteriores generaciones, los alemanes consiguen extraer de la pantalla las mejores imágenes gracias a su propia electrónica, la Vanta Vision. Básicamente ofrece movimientos más nítidos y fluidos, maximiza el contraste y el brillo y mejora la fidelidad del color. Además también optimiza las escalas de grises, para que se reproduzcan sin dominantes de color (verde, rojo o azul). Es decir trabaja para conseguir unas imágenes equivalentes a una calibración óptima.

Para el control y gestión o procesado de imágenes, y para la interacción con el usuario. Repasemos de entrada en qué consisten las ventajas del procesado de imagen de Loewe. Lo primero es el escalado: cómo pasan a la pantalla 4K las imágenes de resolución inferior, como las TDT. Loewe usa un escalado propio desde Full HD o resoluciones inferiores. Luego está la gestión de imágenes en movimiento, es decir, cómo se interpolan (inventan) los fotogramas intermedios. Esto, más el tratamiento de las imágenes en movimiento escaladas a 4K, consiguen imágenes suaves y fluidas.

Loewe Bild 3.55 OLED (58)

Todos los HDR

La Loewe Bild 3.55, como sus hermanas mayores OLED de la marca alemana, es compatible con los tres tipos de High Dynamic Range. Son el HDR10, el HLG (Hybrid Log Gamma) y el avanzado Dolby Vision. Este último es el formato HDR más exigente y garantiza obtener imágenes intensas, con muy alto contraste. Es capaz de procesar metadatos dinámicos: estos cambian la configuración del televisor en cada fotograma. Con la penúltima actualización los Loewe además ya han solucionado problemas con los Apple TV 4K en este sentido.
En cuanto a HDR10, que usa metadatos estáticos (la misma configuración para toda la secuencia de vídeo) también es totalmente compatible con la Bild 3.55. Es el tipo de HDR usado en películas Blu-ray UHD. Y el HLG, que no usa metadatos, permite por ello usar menos ancho de banda y será el estándar para las emisiones 4K HDR, que por ahora sólo Netflix parece haber iniciado puntualmente.

Evitar el quemado del OLED

No todo son ventajas en las pantalla OLED: además de un brillo de pico algo inferior a las LED, tienen una vida limitada. A partir de varias decenas de miles de horas, pueden perder luminosidad. Y eso en un televisor, si se proyectan imágenes fijas, se convierte en lo que se llama “quemados” o retención de imagen. Si algo aparece en pantalla de forma constante, esos píxeles acumulan más horas y se gastan antes. Loewe incluye en su electrónica de control varias medidas para paliar este efecto. Para empezar, cuando el televisor detecta una imagen fija, reduce el brillo tras un breve periodo. Es algo parecido al protector de pantalla de un ordenador: tras 1 minuto sin cambios se empieza a atenuar y a los 5 minutos tiene mínimo brillo. Además, la imagen se desplaza periódicamente unos pocos píxeles (en un área de 8×14) para evitar posiciones fijas.

Aviso de que el televisor no ha podido completar un recalibrado propio para evitar retenciones.

Otro truco: los menús en pantalla (letras blancas sobre fondo negro) se oscurecen si se mantienen a la vista. Tras unos minutos se quedan transparentes. Si la pantalla detecta un reloj como imagen fija, también lo desplazará periódicamente en una pequeña área. Todo, para evitar tener siempre los mismos píxeles encendidos mucho tiempo. Incluso la Loewe detecta el logotipo de las emisoras (“mosca”) y lo atenúa tras unos minutos. Era un problema típico de los plasma, este último.

Grabar contenidos

Las ventajas de la electrónica Loewe no sólo están en las imágenes que vemos. También están en las facilidades para elegir programa, hacer grabaciones y compartir contenidos. De serie, la Loewe Bild 3.55 no lleva el sistema DR+ con su disco duro interno de 1TB, pero es algo que se puede comprar opcionalmente (por 300 euros). Sin el DR+ de todos modos basta conectar una memoria USB para poder grabar programas. Y ahora podemos hacerlo en un disco duro compartido (NAS), basta seleccionarlo en el menú.

Hacer grabaciones es muy sencillo gracias a la claridad de los menús Loewe. De hecho, cualquier cosa es sencilla: al lado de las opciones disponibles siempre hay consejos y ayuda. La respuesta del televisor a las órdenes del mando es siempre inmediata. Destaca la rapidez en el cambio de canales. Recordemos que cuenta con dos sintonizadores, de forma que es posible grabar programas mientras se ve otro. Las posibilidades de gestión de grabaciones y contenidos de los Loewe, y de los que se beneficia este Bild 3.55, son enormes. Podemos empezar a ver un programa, y dejarlo grabando (“congelarlo”) para hacer otra cosa. Y seguir viéndolo en otro televisor Loewe o en un dispositivo móvil, tirando del archivo grabado en el primer televisor. Lo llaman “Follow Me”.

Además de nuestras grabaciones, cuenta con acceso a diferentes fuentes de contenidos, tanto de vídeo como musicales. Están Netflix, YouTube o Amazon video, y también podemos acceder a Spotify o Tidal. Y también acceder a los contenidos que tengamos compartidos en nuestra red doméstica, lógicamente.

Sonido y conectividad

Si la electrónica a bordo es uno de los elementos diferenciadores de las Loewe, su sonido es otro. Cuando hace años los televisores eran un gran mueble era fácil montar altavoces capaces en su interior. Con las pantallas planas esto ha cambiado con diseños cada vez más minimalistas, y más en estas pantallas OLED ultrafinas. Loewe no renuncia a ofrecer un buen sonido y esta Bild 3.55 monta un buen altavoz en la parte inferior de la pantalla. Parece una barra pero son dos altavoces, con sistema bass réflex inferior, y 40 W por canal. Es la principal diferencia con la siguiente en la gama, la Bild 4.55, que sí tiene una barra de sonido más completa.

Dentro del menú de sonido la novedad más importante es o será el Mimi Defined que ya hemos explicado. También hay diferentes simulaciones de sonido envolvente, que a su vez permiten diferentes preajustes. Esto es útil si queremos usar un modo para conciertos o música, otro para películas (acción, intriga) y uno para programas de televisión. Funciona bien, como siempre en Loewe el mismo menú nos va guiando en las diferentes opciones (en perfecto castellano).

Loewe Bild 3.55 OLED (59)

La Loewe Bild 3.55 tiene cuatro entradas HDMI compatibles con señales UHD 4K. Además, tres puertos USB y WiFi integrado aparte de conexión Ethernet por cable. De serie viene con Bluetooth activado, perfecto para poder conectar un ratón o teclado, o para unos auriculares.

Conclusiones

Cada vez que nos sentamos frente a una Loewe OLED nos sorprende su calidad de imagen. No es algo llamativo en sí, debido a un ajuste agresivo por ejemplo, sino que llama la atención la definición y la naturaleza de sus imágenes. Lo segundo que llama la atención es lo fácil que es moverse por sus menús, lo rápido que se activan, lo bien que se entiende cada función. Esa rapidez se mantiene cuando navegamos entre canales, y es muy bienvenida porque no siempre es así. Hay televisores mucho más perezosos que nos desesperan…

El sonido del altavoz original es bueno para programas o noticiarios, y más correcto de lo habitual con música. Para cine de acción, una pantalla de esta calidad merece un sistema dedicado aparte. Habrá que pasar más tiempo con el “Mimi Defined” para descubrir sus ajustes finos pero nos parece una revolución, sobre todo pensando en personas mayores.

Si ya nos convenció en su día cuando llegó al mercado la Loewe Bild 3.55 OLED, ahora es un producto maduro y más completo todavía. Es la demostración palpable de por qué merece la pena invertir en un televisor mejor: porque puede mantenerse al día. No es algo de lo que muchos puedan presumir y nos ratifica en nuestra recomendación.

Loewe bild 3.55 OLED

Otras noticias sobre... , ,