Loewe Bild 3.55, lo hemos probado

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

SELLO-Loewe-bild-3-OLED-55 Premios 2017 tuexpertoDurante el año 2017 la alemana Loewe ha ido incorporando pantallas OLED a sus televisores. Empezó por la gama alta, pero poco a poco esta tecnologí­a ha llegado a modelos más asequibles. Ahora es el turno del modelo Bild 3, que pone al alcance de todaví­a más personas un televisor de gran calidad. Hemos probado la Loewe Bild 3.55, que por menos de 3.000 euros permite disfrutar como veremos de todas las ventajas de la marca. Existe solamente con soporte de sobremesa, muy robusto y giratorio, que se puede desmontar si la queremos colgar. Y existe en dos tonos metálicos, gris grafito oscuro o gris claro.

Tecnologí­a OLED

Como hemos indicado, ésa es la apuesta de los alemanes para sus pantallas. Ya el año pasado marcaron este camino con las Bild 7, y en 2017 se ha confirmado su elección. Las Bild 4, Bild 5 y Bild 9 montaron paneles orgánicos de origen LG, y ahora esta Bild 3. Procedentes del fabricante coreano pero con especificaciones y control de calidad propio, estos paneles OLED son ahora mismo los mejores para televisores domésticos.

Loewe Bild 3.55 OLED

Eso es así­ salvo para momentos puntuales de mucha luz ambiente, o buscando un brillo muy alto. Pero a la hora de buscar negros profundos, alto contraste y colores naturales, las OLED dominan. Por eso son las favoritas de los aficionados, como fueron antes los plasma: con luz atenuada es lo más parecido al cine. Recordemos que este panel OLED 4K consiste en 3.840 x 2.160 pí­xeles WRGB que pueden iluminarse o apagarse independientemente. No necesitan por ello una iluminación extra, como ocurre con las LCD o LED. Por eso pueden ser muy finas, de pocos milí­metros de espesor. Otra ventaja es que el ángulo de visión es enorme. Cuando una pantalla LED se observa lateralmente se pierde la imagen, cosa que no sucede con las OLED. Puedes mirar una OLED desde un ángulo muy lateral y seguirás apreciando perfectamente sus colores y contraste.

Loewe Bild 3.55

La diferencia Loewe

Pero Loewe no se queda con usar un buen panel en su pantalla. Igual que en anteriores generaciones, los alemanes consiguen extraer de la pantalla las mejores imágenes gracias a su propia electrónica. En este caso recibe el nombre de Vanta Vision. Básicamente ofrece movimientos más ní­tidos y fluidos, maximiza el contraste y el brillo y mejora la fidelidad del color. Además también optimiza las escalas de grises, para que se reproduzcan sin dominantes de color (verde, rojo o azul). Es decir trabaja para conseguir un resultado equivalente a una calibración óptima.

Loewe Bild 3.55

 

Además del diseño exterior y el sonido, que luego veremos, lo que hace diferentes los televisores Loewe es su electrónica. Para el control y gestión o procesado de imágenes, y para la interacción con el usuario. Repasemos de entrada en qué consisten las ventajas del procesado de imagen de Loewe. Lo primero es el escalado: cómo pasan a la pantalla 4K las imágenes de resolución inferior, como las TDT. Loewe usa un escalado propio desde Full HD o resoluciones inferiores. Luego está la gestión de imágenes en movimiento, es decir, cómo se interpolan (inventan) los fotogramas intermedios. Esto, más el tratamiento de las imágenes en movimiento escaladas a 4K, consiguen imágenes suaves y fluidas.

HDR con Dolby Vision y HLG

La Loewe Bild 3.55, como sus hermanas mayores OLED de la marca alemana, es compatible con los tres tipos de High Dynamic Range. Son el HDR10, el HLG (Hybrid Log Gamma) y el avanzado Dolby Vision. Este último es el formato HDR más exigente y garantiza obtener imágenes intensas, con muy alto contraste. Es capaz de procesar metadatos dinámicos: estos cambian la configuración del televisor en cada fotograma. Optimizan sobre la marcha la imagen.

En cuanto a HDR10, que usa metadatos estáticos (la misma configuración para toda la secuencia de ví­deo) también es totalmente compatible con la Bild 3.55. Es el tipo de HDR usado en pelí­culas Blu-ray UHD. Y el HLG, que no usa metadatos, permite por ello usar menos ancho de banda y será el estándar para las emisiones 4K HDR, que por ahora sólo Netflix parece haber iniciado puntualmente.

Protección contra quemados

No todo son ventajas en las pantalla OLED: además de un brillo de pico algo inferior a las LED, tienen una vida limitada. A partir de varias decenas de miles de horas, pueden perder luminosidad. Y eso en un televisor, si se proyectan imágenes fijas, se convierte en lo que se llama “quemados” o retención.

Loewe incluye en su electrónica de control varias medidas para paliar este efecto. Para empezar, cuando el televisor detecta una imagen fija, reduce el brillo tras un breve periodo. Es algo parecido al protector de pantalla de un ordenador: tras 1 minuto se empieza a atenuar y a los 5 minutos tiene mí­nimo brillo. Además, la imagen se desplaza periódicamente unos pocos pí­xeles (en un área de 8×14) para evitar posiciones fijas.

Loewe Bild 3.55

Además, los menús en pantalla (letras blancas sobre fondo negro) se oscurecen si se mantienen a la vista. Tras unos minutos se quedan transparentes. Si la pantalla detecta un reloj como imagen fija, también lo desplazará periódicamente en una pequeña área. Todo, para evitar tener siempre los mismos pí­xeles encendidos mucho tiempo. Incluso la Loewe detecta el logotipo de las emisoras y lo atenúa tras unos minutos.

Programación y grabaciones

Como decí­amos, las ventajas de la electrónica Loewe no sólo están en las imágenes que vemos. También están en las facilidades para elegir programa, hacer grabaciones y compartir contenidos. De serie, la Loewe Bild 3.55 no lleva el sistema DR+ con su disco duro interno de 1TB, pero es algo que se puede comprar opcionalmente. Sin el DR+ de todos modos basta conectar una memoria USB para poder grabar programas aprovechando esta capacidad.

Hacerlo es muy sencillo gracias a la claridad de los menús Loewe. De hecho, cualquier cosa es sencilla: al lado de las opciones disponibles siempre hay consejos y ayuda. La respuesta del televisor a las órdenes del mando es siempre inmediata. Destaca la rapidez en el cambio de canales. Recordemos que cuenta con dos sintonizadores, de forma que es posible grabar programas mientras se ve otro. Las posibilidades de gestión de grabaciones y contenidos de los Loewe, y de los que se beneficia este Bild 3.55, son enormes. Podemos empezar a ver un programa, y dejarlo grabando (“congelarlo”) para hacer otra cosa. Y seguir viéndolo en otro televisor Loewe o en un dispositivo móvil, tirando del archivo grabado en el primer televisor.

Loewe Bild 3.55

Sólo esa función y las ayudas en pantalla ya revelan lo “smart” que es la Loewe Bild 3.55. Además cuenta con acceso a diferentes fuentes de contenidos, tanto de ví­deo como musicales. Además de Netflix, ahora con enlace directo, YouTube o Amazon video, podemos acceder a Tidal. Y también acceder a los contenidos que tengamos compartidos en nuestra red doméstica, lógicamente.

Sonido Loewe

Si la electrónica a bordo es uno de los elementos diferenciadores de las teles Loewe, su sonido es otro. Cuando los televisores eran un gran mueble (pantalla de tubo) era fácil montar altavoces capaces en su interior. Con las pantallas planas esto ha cambiado, y con los diseños cada vez más minimalistas, y estas pantallas OLED ultrafinas, más. Sin embargo Loewe no renuncia a ofrecer un buen sonido y esta Bild 3.55 monta un buen altavoz en la parte inferior de la pantalla. Cuenta con dos altavoces, con sistema bass réflex, y un total de 40 W por canal. Cada lado (o canal) cuenta con una cavidad de algo más de medio litro con salida reflex por debajo. Invisible pero eficaz.

El propio televisor no dispone en este caso de un decodificador de sonido multicanal (Dolby Digital y DTS). La Bild 3.55 se diferencia de sus hermanas mayores Bild 5 (y 7 o 9), que gracias a eso pueden manejar un sistema de hasta 5.1 altavoces externos, sin otro decodificador externo. Pero la Bild 3.55 tiene salidas digitales estándar, así­ que podremos conectar otro sistema. En el menú de sonido descubriremos muchas opciones para personalizarlo a nuestro gusto. La Loewe cuenta por ejemplo con la función Loudness, que aumenta el nivel relativo de graves y agudos a bajo volumen.

Por otra parte hay diferentes simulaciones de sonido envolvente, que a su vez permiten diferentes preajustes. Esto es útil si queremos usar un modo para conciertos o música, otro para pelí­culas (acción, intriga) y uno para programas de televisión. Podremos ajustar de forma separada el sonido, para evitar perjudicar la claridad del diálogo en un noticiario (por ejemplo). Funciona muy bien, y como siempre en Loewe el mismo menú nos va guiando en las diferentes opciones (en perfecto castellano).

Conectividad completa

La Loewe Bild 3.55 tiene cuatro entradas HDMI compatibles con señales UHD 4K. Además, tres puertos USB y WiFi integrado aparte de conexión Ethernet. De serie viene con Bluetooth, perfecto para poder conectar un ratón o teclado, o para unos auriculares. También para enviar música y otros contenidos, aunque a través de Wifi o red cableada es ideal.

Loewe Bild 3.55 OLED

Pantalla55 pulgadas 4K UHD 3.840 x 2.160 pí­xeles
Tecnologí­aOLED (panel LG), procesador Loewe VantaVision
SonidoDecodificador interno DD/DTS, barra de sonido Loewe (2 altavoces y 80W totales)
Conexiones HDMI4 x HDCP 2.2 (1 ARC)
Otra conectividad3 USB (1 es 3.0), Ethernet, Wifi, Bluetooth
SintonizadoresDVB-T2/DVB-C/DVB-S2 (doble)
GrabaciónVí­a USB (Sistema DR+ opcional)
 AntenasSatélite, Cable, Terrestre. Slot CI 1.3
 Peso29,3 kg
 Dimensiones1.230 x 789 x 55 mm (con pie de sobremesa)
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio3.000 euros

En directo

Tras haber probado el lujoso Bild 9, el elegante Bild 5 y el asequible Bild 4 (hasta la llegada de este Bild 3), nos preguntamos dónde habí­a ahorrado Loewe. Y todaví­a nos lo preguntamos, porque el acabado y construcción es igual de impecable que en sus hermanos “mayores”. Un poco menos de metal quizás, pero estos televisores OLED son tan finos y minimalistas, que no echas de menos nada porque ¡hay muy poco!

Loewe Bild 3.55

El sonido sí­ es diferente al de las otras: la barra está bien, pero las de las Bild 4 y 5 es algo mejor (aunque también son 80 W tienen más altavoces y volumen), por no hablar de la evolucionada barra de las Bild 7 y 9. Las voces se reproducen muy bien, lo más importante en un televisor, y para música de fondo pasa por algo de más calidad. Con pelí­culas de acción, a un televisor de esta calidad le corresponde un sistema de sonido independiente más capaz, de todas formas.

Ya hemos comentado lo acertado de los menús, y lo fácil de entender que es todo. La programación de cada canal se sigue también muy fácilmente con las barras de tiempo, y los cambios de canal o fuente son muy rápidos. Otra ventaja: un acceso directo en el mando a la función PIP. Es decir, ver otro canal en una ventanita, mientras vemos uno en pantalla grande. Algo que, por cierto, es digno de verse en una pantalla 4K (la ventana parece un televisor HD miniatura). No sólo funciona perfecto, y rápido, además es configurable.

 

Conclusiones

tuexperto RecomendadoConocí­amos las virtudes de las pantallas OLED y la electrónica Loewe, nos faltaba un televisor como este Bild 3.55 que lo pusiera al alcance de más personas. Por menos de 3.000 euros este televisor entra a competir con otras marcas, y sigue ofreciendo bastante más. No es sólo comprar un producto premium con más garantí­a y mejor diseño, es conseguir más funciones y mejor control. Sólo la robustez del pie de aluminio, y cómo permite girar el televisor sin que se aprecien oscilaciones, ya permite hacerse idea de que éste es un producto de gran calidad. Igual que la tapa de acceso a las conexiones (se fija con imanes) o el acabado trasero.

Las imágenes 4K se ven en la OLED de escándalo, aunque lo cierto es que todaví­a hay pocas fuentes disponibles. Pero lo bueno es que las imágenes HD se ven también soberbias, y de eso ya tenemos mucho. A través de la TDT (canales HD), de emisiones satélite, de discos BR, y de proveedores en lí­nea. Y si damos otro paso hacia las emisiones en TDT estándar, nos sorprenderá el partido que saca de ellas la electrónica Loewe para presentarlas en esta estupenda pantalla. Es lo que se llama una compra maestra.

 

Otras noticias sobre... ,