lickster

Tras ver el ví­deo de esta aplicación, entenderás esa idea de “ya he tenido suficiente Internet por hoy”. Y es que el humor, el ingenio y la picardí­a se unen al sexo oral y la tecnologí­a. ¿El resultad? Lickster, una aplicación para mejorar la técnica del cunnilingus del usuario. Sí­, sí­, sexo oral con el móvil para ser más eficiente y placentero en la vida real. ¿Hemos llegado al lí­mite de la estupidez humana? ¿Deberí­a haberse creado antes? Mucho nos tememos que se trata de una broma de unos youtubers muy ingeniosos. Pero la cosa les está saliendo bien y el ví­deo está arrasando en la red social Facebook.

El concepto de Lickster es sencillo. Tal y como sucedí­a con los clásicos juegos de baile en los que pisar la flecha correcta en el momento oportuno, esta aplicación plantea lo propio, pero con la lengua. Así­, y en teorí­a, se mejorarí­a la práctica del cunnilingus, siempre con el único fin de pasarlo bien y hacérselo pasar aún mejor a las portadoras de una vagina. Y es que la cosa tiene ciencia.

Según sus creadores, Lickster aprovecha diferentes tecnologí­a de las pantallas móviles para desarrollar la técnica de lo usuario. Así­, gracias a las pantallas sensibles a la presión, como la de los últimos iPhone (3D Touch) o el Huawei Mate, es capaz de detectar si se utiliza solo la punta de la lengua o todo el cuerpo de la misma, si se hace con fuerza o no, etc. Por supuesto, la pantalla ya mide los gestos y la dirección de estos, por lo que solo queda practicar.

Para que la práctica sea animada y dé placer, que es justamente lo que se busca, se plantean diferentes retos. Uno de ellos es el de dar agilidad a la lengua y practicar diferentes movimientos básicos. En ese sentido, una animación con flechas sobre la representación de una vagina marca el ritmo y la dirección en la que mover la lengua. Este proceso se puede llevar a cabo con el acompañamiento de una entrenadora personal virtual que hace más realista el proceso e indica si se va a llegar al clí­max.

Sin embargo, no es el único modo de juego o práctica. También se desarrollan diferentes técnicas de cunnilingus para practicar todas sus variaciones. Desde movimientos en forma de equis, hasta estrellas, o recorriendo los labios del órgano genital femenino. Por supuesto, es posible hacerse con algunos extras mediante compras integradas como señalización de zonas erógenas y nuevas prácticas.

lickster tecnologí­a

Todo ello resulta muy divertido y muy erótico-festivo. Pero, como decimos, es una broma. El ví­deo que supuestamente han creado los desarrolladores de esta aplicación es un contenido de un canal de YouTube centrado en el humor. El ingenio de un grupo de creadores que han dado en el clavo en esto de plantear ideas locas entre tecnologí­a y sexualidad. No existe Lickster. O al menos no de forma oficial. Nosotros hemos encontrado una aplicación para Android más sutil en la que se promete entrenar al usuario en eso de chupar helados.

Solo un apunte más. Algunos datos de estudios compartidos por Internet apuntan a que el móvil podrí­a contener más restos fecales que el retrete. Así­ que piensa bien si estarí­as dispuesto a lamer la pantalla en lugar de practicar con otra cosa.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro