iPhone 7

Han llegado puntuales. Ayer por la tarde, la compañí­a Apple presentó en sociedad los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus, un par de teléfonos que llegan con un diseño muy parecido al de la generación anterior, pero que sin lugar a dudas, llevan a cuestas un buen número de novedades. Una de las más interesantes es, sin duda, su capacidad para resistir al agua. En realidad, esto se basa en el hecho de que ambos teléfonos cuenten con la calificación IP67 según la norma IEC 60529, tal como reza la ficha técnica. Vale, pero, más allá de los tecnicismos, ¿qué significa esto? ¿Podré sumergir mi iPhone 7 mientras disfruto de un baño en la piscina? ¿Podré hacer fotos debajo del agua como si no hubiera un mañana? ¿Y si en lugar de agua, mi iPhone se moja de café con leche o cola? Te contamos qué significa que el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus sean resistentes al agua.

Qué significa IP67

La siglas IP significan “Ingress Protection” o “Grado de Protección“. Se trata de un sistema alfanumérico internacional con el que se indica si los materiales con los que está fabricado un equipo electrónico, en este caso un móvil, son capaces de soportar la interacción con objetos sólidos y lí­quidos. El primer número está referido a los sólidos y el segundo, a los lí­quidos. El 6, por ejemplo, nos indica que los iPhone 7 están protegidos al máximo contra el polvo. El número 7 informa de que disfrutan de resistencia al agua, pero solo a un metro. Nada más.

iPhone 7

Mucho cuidado con las inmersiones

Sí­, los iPhone 7 y iPhone 7 Plus son resistentes al agua, pero como te indicábamos, la certificación IP67 es un poco más limitada que la IP68, que es la que tienen los Samsung Galaxy Note 7, Galaxy S7, Galaxy S7 Edge y Sony Xperia XZ. En este último caso, los teléfonos pueden sumergirse hasta 1,5 metros de profundidad durante un máximo de 30 minutos, mientras que el iPhone 7 tan solo puede hacerlo a 1 metro durante media hora. Esto significa que, en principio, no podrás pasarte el verano sumergiendo tu iPhone 7 en la piscina y que vale más que en cuanto se caiga al agua, lo recojas pronto. Tendrás, como decí­amos, 30 minutos.

En realidad,  y según se indica en la tabla de la calificación IP, el número 7 indica exactamente “Protección contra el efecto de la inmersión entre 15 centí­metros y 1 metro. El 8, que es el de los teléfonos más punteros de Samsung, ofrecer protección contra largos perí­odos de inmersión bajo presión.

 

Entonces, ¿qué puedo hacer?

Las inmersiones no son recomendables durante largos perí­odos y de manera habitual, pero no pasará nada si el móvil se te cae en la piscina, si lo salpicas con agua o si lees tus mensajes mientras te tomas un baño relajante. Todo esto es posible con el nuevo iPhone 7. Pero ojo: olví­date de sumergirte en el agua del mar, porque la sal puede tener efectos muy corrosivos en los componentes del teléfono. Si encima se te derrama encima una cola, un café con leche y cualquier otro lí­quido que no sea agua pura, es muy posible que el teléfono también quede inservible: sobre todo si se ha sumergido por completo. El azúcar, por ejemplo, y otros elementos que estén en su composición, pueden hacer que tu flamante iPhone 7 deje de funcionar.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...