USB

Los USB son una de las formas más comunes con las que podemos infectar nuestro ordenador con un virus. Las llaves USB o Pen-drive suelen conectarse a muchos equipos y pueden ser infectados en el proceso, pasando el virus al siguiente ordenador, como si se contagiara un resfriado. Sin embargo, este problema se puede solucionar fácilmente con un software antivirus. A todos nos ha pasado alguna vez que el antivirus nos lance una alerta al conectar un USB en el ordenador. Normalmente se puede  eliminar la amenaza fácilmente con el antivirus o formateando el USB, es decir, borrando todo el contenido. La solución parece sencilla, menos cuando aparece una amenaza como BadUSB, un fallo de seguridad en el firmware del sistema USB que ha sido descubierto por los expertos en seguridad Karsten Nohl y Jakob Lell. BadUSB no se puede eliminar de ninguna forma porque reside en el propio firmware, por lo que nuestros USB podrí­an estar infectados sin que lo sepamos, y sobre todo sin que podamos solucionarlo de momento.

usb

BadUSB es un fallo en la propia estructura del USB, algo así­ como una vulnerabilidad aprovechable por un hacker en el proceso que se conoce como exploit. El principal problema es que según estos expertos BadUSB no se puede parchear, por lo que lo único que podemos hacer al respecto es no conectar dispositivos USB que no sean de confianza en nuestros ordenadores, así­ como evitar conectarlos en ordenadores sobre los que no tengamos control. Este fallo reside en el propio código del firmware y en teorí­a puede dar lugar a hackeos como sustitución de archivos en nuestro ordenador por archivos infectados, actuar como teclado virtual controlando el equipo o espiar nuestro tráfico en Internet. Para que este fallo suponga una amenaza es necesario que haya contacto, es decir, que el USB se conecte fí­sicamente al ordenador. Lo malo es que nuestro antivirus no lo detectará. Aunque Lell y Nohl aseguran que no se puede parchear, habrá que esperar a ver posibles soluciones.

Este malware funciona como si fuera un virus, infectando nuestro ordenador y pudiendo infectar más tarde  otro dispositivo USB que conectemos a él. Si todaví­a no sonaba bastante alarmante,  Nohl y  Lell aseguran que BadUSB puede infectar cualquier USB, no hace falta que sea un dispositivo de almacenamiento, sino que también es un peligro para ratones, teclados y por supuesto dispositivos móviles como smartphones y tablets. Por el momento la única solución que ofrecen es  que tratemos los USB con sumo cuidado, intentando  que no salgan de nuestro pequeño ecosistema personal, una tarea complicada pero no imposible. Los lugares más habituales donde nuestro USB puede infectarse suelen ser ordenadores públicos, como por ejemplo universidades. De momento sólo podemos combatir BadUSB evitando conectar nuestros USB a ordenadores potencialmente peligrosos y no conectando USB sospechosos a nuestros equipos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,