devolo dLAN 650+

La compañí­a alemana devolo ha lanzado un nuevo adaptador para utilizar Internet a través de la red eléctrica. Se trata del modelo devolo dLAN 650+, que es capaz de transmitir la señal de red a través de la corriente y conseguir velocidades muy altas de hasta 600 Mbps. Esta forma de crear una red tiene varias ventajas respecto a las redes tradicionales. Por un lado, la señal se transmite sin apenas pérdida de intensidad, una diferencia que se notará respecto a la red WiFi. Por el otro lado, tiene un alcance muy notable que se sitúa en 300 metros, tres veces lo que se suele conseguir con la red WiFi tradicional. El devolo dLAN 650+ ya está disponible a un precio de 130 euros para el starter kit con dos adaptadores. Los adaptadores adicionales que queramos incluir tienen un precio de 70 euros.

El funcionamiento de este tipo de tecnologí­a de la que se vale el devolo dLAN 650+ es el siguiente. El adaptador principal se debe conectar a una toma de red eléctrica (no se recomienda que sea en una regleta) y al router por medio de un cable Ethernet. La señal se transmite a través de la electricidad y podemos conectar sucesivos adaptadores en otras habitaciones a la corriente eléctrica, que recogen esta señal y la transmiten como si fueran un repetidor WiFi. De esta forma, podemos montar en la casa una red potente que además estará menos congestionada que en el caso de las redes tradicionales, si tenemos en cuenta la gran cantidad de dispositivos electrónicos conectados a Internet que se suele tener en casa.

devolo dLAN 650+

Para gestionar esta red Powerline, devolo también incluye en el pack su software Cockpit. Esta aplicación también se puede descargar de manera gratuita a través de la web de la compañí­a, y permite configurar los adaptadores con bastante sencillez. Desde aquí­ podemos realizar acciones como comprobar el estado de la red o cambiar la contraseña de cada uno de los adaptadores (cada uno crea una red WiFi propia). Sin duda, uno de los grandes reclamos de devolo dLAN 650+ es la velocidad máxima que alcanza de 600 Mbps. Claro que se trata de una velocidad teórica (de momento las redes en España no se acercan a esta cifra) pero muestra la capacidad y la potencia de estos adaptadores para transmitir la señal.

Otro de los aspectos que ha querido destacar la compañí­a alemana es su consumo eléctrico, que alcanza unos niveles muy competitivos. Y es que el adaptador dLAN 650+ tiene un consumo máximo de 4,5W en funcionamiento, aunque la media de consumo habitual se situará en los 3,9W. El consumo en espera baja hasta los 0,7W. Esta solución para crear una red a través de la corriente eléctrica en casa ya está disponible por un precio de salida de 130 euros a través del starter kit o kit de inicio, que incluye dos adaptadores. Los usuarios que necesiten más podrán comprar nuevos adaptadores por un precio de 70 euros.

Otras noticias sobre...