maskme

La compañí­a Abine acaba de presentar una herramienta para preservar la privacidad en Internet llamada MaskMe. Es apta para todos aquellos internautas que quieren dar el mí­nimo de información posible en la Red, especialmente cuestiones sensibles como la dirección de correo electrónico, los datos de la tarjeta de crédito o el número de teléfono. MaskMe crea camufla la información personal enmascarándola cuando el usuario rellena un formulario en lí­nea o quiere realizar una comprar por Internet. Por el momento, está disponible como complemento para los navegadores web Firefox y Chrome. De cualquier manera, la compañí­a adelanta que pronto estará disponible para otros navegadores, como Internet Explorer.

Hay dos modalidades: una gratuita y otra de pago. La gratuita sirve para enmascarar la dirección de correo electrónico; el usuario crea un e-mail que actúa de pantalla para introducirlo en los formularios en lí­nea. Luego MaskMe reenví­a los mensajes desde la cuenta pantalla al buzón de correo electrónico habitual del usuario. De ese modo, se libra de mensajes indeseados y puede cerrar el e-mail desechable cuando quiera. Además, la modalidad gratuita incluye un generador de contraseñas robustas que almacena la información cifrada y que rellena automáticamente los datos en los formularios. Así­, el internauta puede registrarse en cualquier sitio y abrir cuentas sin miedo al spam, sabiendo que podrá cancelar la suscripción en cualquier momento y de forma definitiva.

maskme

La modalidad de pago, que cuesta 5 dólares al mes, amplí­a las funciones anteriores con varias prestaciones. La primera es la que enmascara los datos de la tarjeta de crédito. MaskMe crea una número de tarjeta de crédito virtual, que aparece emitido por Abine. Ese es el que el usuario emplea cuando va a realizar una transacción por Internet, por ejemplo, en una tienda en lí­nea. Incluso puede limitar la cuantí­a de los cargos y desactivar el número virtual después de haber completado una compra. En la factura de la tienda aparecen los datos de la tarjeta de crédito virtual.

MaskMe Premium también ofrece la posibilidad de sincronizar la herramienta en tantos ordenadores como el usuario desee. Aparte, funciona en dispositivos móviles iOS y Android; las aplicaciones correspondientes se encuentran en la Apple App Store y en Google Play. Otra caracterí­stica interesante de la modalidad de pago es la que camufla números de teléfono. El usuario utiliza un número de teléfono alternativo para introducirlo en los formularios de Internet. Después Abine se ocupa de redirigir las llamadas al teléfono habitual. Esto tiene la ventaja de que el internauta evita que su número verdadero circule por empresas de televenta y telemarketing. Igualmente vale para ocultar el número telefónico al realizar llamadas. Por ahora, este servicio solamente opera con números de Estados Unidos, aunque la compañí­a pretende extenderlo a otros paí­ses a finales de este año.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...