p2p

En contra de lo que pudiera parecer, los internautas aficionados a las redes de intercambio de ficheros (P2P), compran más música que el resto de la población. El eterno argumento sobre que el P2P reduce los ingresos de los artistas que sostiene la industria del entretenimiento vuelve a verse rebatido. De acuerdo con un informe publicado el pasado mes de octubre, los usuarios del P2P compran un 30 por ciento más de música legal que sus congéneres. Ahora otro nuevo estudio destaca que las internautas que comparten son unos consumidores intensivos de contenidos multimedia legales. Compran tantos discos DVD, CD y suscripciones a servicios en lí­nea como los internautas que no comparten. Además, presentan un mayor deseo de pagar por contenidos que los demás.

El intercambio de ficheros por Internet es una actividad complementaria a las adquisiciones legales, no sustitutiva, concluye el estudio “Copy Culture in the US and Germany”, realizado por American Assembly, un foro asociado a la Universidad de Columbia. En Estados Unidos y Alemania, la copia privada (para uso personal o para compartir con familiares y amigos) es comparable al P2P. Cerca de la mitad de los estadounidenses (46 por ciento) y de los alemanes (el 45 por ciento) ha copiado, compartido o descargado gratis música, pelí­culas y series de televisión. Sin embargo, solamente un 14 por ciento de la población en ambos paí­ses ha conseguido sus colecciones de música y ví­deos por esas ví­as. En el caso de personas que mantienen grandes colecciones ese porcentaje desciende al 3 por ciento en Estados Unidos y al 2 por ciento en Alemania.

p2p

La cultura de la copia cala más hondo entre los más jóvenes. Por debajo de los 30 años, el 70 por ciento de los estadounidenses y alemanes ha copiado, compartido o descargado gratis contenidos multimedia. Ocho de cada diez encuestados considera razonable compartir música y pelí­culas con familiares y amigos. Sin embargo, sólo un 15 por ciento de los estadounidenses y un 11 por ciento de los germanos que coleccionan música consideran aceptable compartir archivos en las redes P2P. El estudio de la Universidad de Columbia además trata la cuestión de la legalización del intercambio de ficheros por Internet. El 61 por ciento de los alemanes y un 48 por ciento de los estadounidenses estarí­an dispuestos a pagar una pequeña cantidad extra en su conexión de banda ancha para compensar a los autores a cambio de legalizar el P2P.

En el caso de la música, los usuarios estadounidenses del P2P suelen tener unas colecciones que rondan las 2.000 canciones, de las cuáles el 38 por ciento es música comprada y el 24 por ciento es música descargada desde redes P2P; un 16 por ciento son temas ripeados y el 22 por ciento restante son copias de familiares o amigos. En cambio, los estadounidenses que no intercambian poseen colecciones de unos 1.300 temas, de los cuáles el 46 por ciento es música comprada. Por el contrario, las colecciones de los germanos son más grandes. Los usuarios alemanes del P2P atesoran colecciones cercanas a los 4.000 tí­tulos, de las cuáles el 26 por ciento es música comprada y el 52 por ciento son descargas desde redes P2P. Por su parte, los alemanes que no usan el P2P tienen unas colecciones de música más cortas (cerca de 700 temas), de los cuáles el 60 por ciento es música comprada.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,