La Guardia Civil inicia la campaña “Vigilantes de la red” 3

Acaba de iniciarse la campaña “Vigilantes de la red”. Es una iniciativa de la Guardia Civil que pretende convertir a los propios ciudadanos en policí­as de la red, o cibervigilantes. Así­, buscan la colaboración de la ciudadaní­a en la lucha contra el cibercrimen. En el fondo, es una petición de ayuda, y a la vez un reconocimiento del fracaso de los métodos policiales ante una Internet que no conoce fronteras, cuando las leyes se detienen en la lí­nea que separa un paí­s y otro.

Con esta campaña pretenden agilizar la comunicación con el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO). Los internautas podrán de esta manera comunicar de forma fácil y a la vez anónima a las autoridades aquellos contenidos que consideran pueden violar la legislación española.

La Guardia Civil inicia la campaña “Vigilantes de la red” 4Para canalizar la comunicación de los ciudadanos con los investigadores, se han creado una serie de plugins para navegador. El diseñado para Explorer, ha sido creado por Microsoft como parte de la colaboración que mantienen habitualmente con las autoridades. Los complementos de Chrome, Firefox y Safari son obra de investigadores de la Universidad de Jaén. Dentro de la Universidad ha sido el Vicerrectorado de Nuevas Tecnologí­as quien ha definido las funciones que debí­an tener, para que posteriormente fueran los propios alumnos quienes los desarrollarán.

Ésa campaña resultarí­a interesante si no fuera porque tiene dos defectos básicos. En primer lugar, con respecto a algunas de las conductas de Internet, ni siquiera los propios jueces se ponen de acuerdo en que es delito y lo que no. En estos momentos están sentando doctrina. Así­ pues, ¿tienen los ciudadanos conocimientos suficientes como para distinguir entre lo que es delito y lo que no, y en consecuencia denunciarlo? Pero hay un segundo problema. Tal y como están algunas de las leyes españolas, este proyecto puede acabar convirtiéndose en una máquina de facilitar revanchas. Basta una sencilla denuncia anónima, para liquidar cualquier proyecto en Internet, poniendo en entredicho la presunción de inocencia.

Ví­a: El Mundo

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.