Telefónica ha presentado su informe La Sociedad de la Información en España 2008, en un acto que contó con la participación de César Alierta y Miguel Sebastian. Son las cabezas visibles de dos entes que, tanto en el informe como en su presentación, se dedican a tirarse rosas por lo bien que lo están haciendo: la propia Telefónica y el Ministerio de Industria. Pero como ya pasó con el último informe de red.es, no es oro todo lo que reluce.

Como es habitual cada vez que se publica un estudio amplio y riguroso, de cara a la galerí­a se destacan sólo aquellas parcelas en las que los resultados son positivos, mientras que se silencian las demás. Según afirma el propio Alierta en la introducción del informe, “2008 ha sido un ámbito de consolidación en muchos ámbitos”. ¿Habla el presidente de Telefónica de los precios de la banda ancha y las velocidades de conexión? Ni por asomo, pues no hay forma de analizar estos datos en positivo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Alierta afirma que “un 56,7% de la población ha usado Internet en los últimos 3 meses”. Por su parte, Sebastián destacó en el acto el aumento en el número de internautas españoles (según AIMC somos 17 millones, según el estudio la cifra sube a 24 millones al sumar menores de 14 años). Pero como es lógico, ninguno de los dos dice una palabra sobre el porcentaje real de hogares conectados a Internet.


Mirando el estudio (esas 529 páginas de textos, datos y gráficas que tan amable y rigurosamente han resumido para todos Alierta y Sebastián, nótese la ironí­a), vemos que la penetración de Internet en los hogares españoles es del 45%, por debajo de la media europea (54%). Nos superan paí­ses como Eslovaquia, Letonia, Estonia o Eslovenia (estamos justo por delante de Lituania, como observamos en la gráfica). Pero debe de ser que figurar como el 16º clasificado entre 27 paí­ses es un dato que carece de importancia a la hora de hacer una valoración global.

Igual es que en España las familias son más numerosas. Y aunque haya menos hogares conectados el porcentaje de población que accede regularmente a Internet es superior. Pues resulta que tampoco, y es más, en este aspecto bajamos hasta la posición 18ª, pues Hungrí­a y Lituania nos superan en porcentaje de internautas. Ello no quita para que tanto Alierta como Sebastián hablen de una “intensificación de la vida digital de las personas” (textual y calcado en el discurso de ambos, que es muy importante hablar al uní­sono).

Será que estos dos personajes prefieren no compararse con Europa, pues cada paí­s es distinto, tiene un mercado con sus propias peculiaridades, un terreno al que es más o menos difí­cil dotar de infraestructuras… Pero no. Alierta destaca que “en la actualidad nuestro paí­s cuenta con una de las mejores redes móviles, con una cobertura 3G del 80%, superior a la media europea del 71,3%”. Y es que, sin lugar a dudas, la banda ancha móvil es mucho más importante que la fija, por supuesto.

Sobre todo teniendo en cuenta lo apetecible que son los precios y las condiciones de este tipo de servicios en España (con grandes excepciones como la tarifa plana de Vodafone, aunque sólo puede usarse en teléfonos móviles). Y más aún cuando comparamos lo que hace Telefónica dentro y fuera de nuestras fronteras. Y es que, por el mismo precio Telefónica ofrece 200 MB de tráfico en España y 10 GB (50 veces más) en Irlanda, a través de su filial O2. Eso sí­ que es estar a la vanguardia dentro de Europa, sí­ señor.

Claro que tampoco tenemos que irnos a las conexiones móviles para darnos realmente cuenta de lo interesados que resultan los discursos de Alierta y Sebastián. Porque el estudio es en general bastante riguroso, pero tiene una gran ausencia: no se menciona una sóla palabra sobre los precios y velocidades de conexión a Internet en España, y mucho menos de su comparación con las medias europeas.

Y curiosamente, otros estudios sostienen que Telefónica es uno de los operadores más caros de Europa (aunque el propio Sebastián lee estos datos al revés). O que en las conexiones de 20 megas no se cumple de media ni con la mitad de la velocidad prometida. Y lo peor de todo es que, a diferencia de la visión triunfalista de los encargados de presentar el estudio, la adopción de la banda ancha en España se ha estancado este año.

Si esto fuese un examen en el que hubiese que redactar un análisis y unas conclusiones sobre el estudio, podrí­amos afirmar que tanto Alierta como Sebastián suspenden de forma clara. Claro que tampoco parece que les importe mucho. Lo que cuenta es tirarse rosas y hablar bien del Plan Avanza, ese gran proyecto que pretende llevarnos hacia una plena Sociedad de la Información a base de préstamos. Así­ está el percal.

Otras noticias sobre...