La tecnologí­a del futuro según Intel (1ª parte) 4
Dentro de varias décadas podremos entrar en un aeropuerto, encender el portátil y que su baterí­a se vaya recargando en lugar de gastarse. O colocarnos un casco capaz de captar nuestras emociones, para transportarlas a los gestos y expresiones de un avatar nuestro en un videojuego virtual. Estas son algunas de las próximas innovaciones que se han estado discutiendo en el último Foro de Desarrolladores de Intel, celebrado en San Francisco entre el 19 y el 21 de agosto.

Justin Rattner fue el encargado de desglosar algunos de los futuros inventos y tecnologí­as durante el discurso que puso fin al Foro. El CTO de Intel se preguntó si llegará el dí­a en que “las máquinas puedan incluso sobrepasar a los humanos en su habilidad para razonar en un futuro no tan distante”.
Habrá que esperar al 2050 para tener una respuesta, pero según los máximos responsables de la firma la interración entre usuario y dispositivo sufrirá cambios revolucionarios desde hoy hasta entonces.

La tecnologí­a del futuro según Intel (1ª parte) 4
Uno de los primeros objetivos de la industria consiste en cortar el último cable. Las tecnologí­as de transmisión inalámbrica de datos, como el Wi-Fi, el WiMAX o las mismas redes de telefoní­a móvil, sólo suponen alcanzar a medias el soñado “mundo sin cables” que tantos años llevan vaticinando los gurús. Uno de los pilares para sentar las bases de la otra mitad podrí­a ser WREL (Wireless Ressonant Energy Link). Una tecnologí­a capaz de encender una bombilla de 60 vatios sin la necesidad de cables ni enchufes, como quedó demostrado en vivo en el Foro.

Desarrollado por los laboratorios de Intel a partir de unos principios propuestos por investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), WREL ha sido planteado como un sistema de alimentación sin cables a cuyo lado inventos como las placas Wildcharge pasarí­an por rudimentarios. Y se basa en algo tan sencillo, entre comillas, como las leyes de la resonancia. Las mismas ondas acústicas que permiten a ciertas sopranos romper un vaso de cristal con su voz, podrí­an servir para absorver la energí­a de forma segura y eficiente.

La tecnologí­a del futuro según Intel (1ª parte) 4Pero no es una tecnologí­a que vaya a estar lista y completamente depurada mañana ni pasado mañana. WREL necesita casi tantos años de investigación y desarrollo como la materia programable, ese sueño en el que se han inspirado conceptos tan dispares como el teléfono móvil Nokia Morph o el coche Mercedes-Benz SilverFlow. Intel también se ha sumado a la causa para conseguir algún dí­a ordenadores capaces de cambiar de forma a base de robótica y nanotecnologí­a.

El secreto estarí­a en fabricar la carcasa, la pantalla y el teclado de un portátil con materiales especiales formados por cátomos. Es decir, robots diminutos capaces de reagruparse a escala microscópica para adaptarse a la situación requerida: hacer más fino el dispositivo cuando está guardado en el bolsillo, estirarse a lo ancho para ver una pelí­cula en formato panorámico o cobrar la forma de un auricular para iniciar una llamada VoIP a través de Internet.

Muchas empresas están consiguiendo avances significativos en la investigación de los cátomos, pero la asignatura pendiente está en mantenerlos completamente funcionales en todo momento. Para lograrlo, Intel confí­a en la fotolitografí­a. Es una técnica usada actualmente para fabricar chips de silicio, y que podrí­a aprovecharse para agrupar tanto los cátomos como el resto de componentes necesarios en pequeñas láminas o envoltorios de un milí­metro de grosor.

En la segunda y última entrega de este especial seguiremos hablando de otros ingenios que han podido verse en el Intel Developer Forum 2008.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,