Epoc de Emotiv Systems, el primer neurocasco para videojuegos - A fondo (1ª parte) 3

La Games Developer Conference de San Francisco no es la tí­pica gran feria de videojuegos donde se presentan novedades anunciadas a bombo y platillo, como puede suceder en el Tokyo Game Show o en el E3 durante sus mejores tiempos. Allí­ el núcleo central son las charlas de los responsables de las compañí­as, acerca de sus estrategias comerciales, las tendencias del mercado o el futuro de los videojuegos. Lo que, salvo honrosas excepciones, termina siendo un escaparate para el autobombo con el maquillaje de una conferencia.

Sin embargo, fue allí­ donde conocimos un periférico que ha dado mucho que hablar durante los últimos dí­as en la blogosfera. Nos referimos al Epoc de la empresa californiana Emotiv Systems, el que será el primer neurocasco comercial que nos permitirá jugar a los videojuegos sólo con el uso de la mente. La posibilidad de controlar a nuestros personajes favoritos con órdenes directas del cerebro es un viejo sueño de todo jugón. Y en alguna ocasión a todos los usuarios se nos han quedado cortas las posibilidades que nos ofrecen los mandos de control. Imagina lo que supondrí­a controlar a varios jugadores de tu equipo de Pro Evolution Soccer con sólo pensarlo.

Epoc de Emotiv Systems, el primer neurocasco para videojuegos - A fondo (1ª parte) 3

Es apasionante tener a nuestro alcance un dispositivo que sólo podí­amos imaginar en pelí­culas de ciencia ficción y similares. “Es el primer casco que no requiere una enorme red de electrodos, o un técnico para calibrarlo y utilizarlo”, afirma el co-fundador de la compañí­a, Tan Le. Algunos periodistas especializados describen la experiencia como “extraña”. Pero no lances las campanas al vuelo todaví­a, puesto que de momento sus prestaciones aún no llegan tan lejos.

El dato más positivo es que pronto podremos disfrutarlo nosotros mismos. Porque no se trata de la tí­pica lí­nea de investigación, de esas que nunca se sabe cuándo darán resultados óptimos. Emotiv piensa poner este artilugio a la venta por unoso 300 dólares (200 euros al cambio) antes de que finalice el año, un plazo algo precipitado teniendo en cuenta que quizás se podrí­a avanzar aún más en este campo antes de tirarse a la piscina. Aunque también podrí­a aprovecharse del camino allanado por la Wii de Nintendo en cuanto a buscar formas revolucionarias de jugar. Y como asegura Tan Le, será muy asequible y no costará miles de dólares.

¿En qué consiste realmente? En esencia no son más que unos auriculares equipados con 14 neurosensores que se ajustan a la cabeza como si fuesen tentáculos. Estos sensores son capaces de detectar los pensamientos activos de las personas, sus sentimientos, los estados de ánimo, las expresiones faciales e incluso reacciones inconscientes del cerebro humano. El periférico es totalmente inalámbrico, lo que nos permite una mayor libertad de movimientos sin tener que estar pendientes de los molestos cables. Las baterí­as se colocan a ambos lados de la diadema, justo a la altura de nuestras orejas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=YxMux4uEkLI[/youtube]

Las herramientas del Epoc se dividen en tres categorí­as diferentes. La primera de ellas se llama Expressiv y es la que captura nuestras expresiones, como guiños, cejas fruncidas, sonrisas y parpadeos. Le sigue Affectiv, que reconoce en el rostro y en el cerebro los estados emocionales del jugador. Por último tenemos Cognitiv, que es la que permite al usuario manejar objetos virtuales con su mente, aunque por desgracia está restringida a sólo 12 tipos de acciones básicas: levantar, empujar, rotar y alguna más.

En la próxima entrega de este especial descubriremos más detalles de este interesante descubrimiento.