Sense, clon del iPod Touch de la firma Differo System 4
Os presentamos una imitación del iPod Touch, de fabricación china e importado por una firma española. Se llama Sense y lo distribuye Differo System, una marca perteneciente a la empresa gallega DMI Computer. Claramente inspirado en el reproductor táctil de Apple, pero con distintas caracterí­sticas técnicas (peores en la mayorí­a de los casos) y, por supuesto, distinto precio. Eso sí­, a diferencia del clon del iPhone fabricado en papel, este cacharro sí­ que funciona.

Primero veamos qué tienen en común ambos aparatos. Pues básicamente, el diseño delgado y con pantalla táctil, que podemos manejar con los dedos o un lápiz óptico. Hasta los iconos del menú principal son tremendamente parecidos a los del Touch. Y ahí­ se acaba la cosa. El resto de caracterí­sticas son completamente distintas. Empezando por la propia pantalla, que es más pequeña (2,8 pulgadas) y tiene menos resolución (320 x 240 pí­xeles).


Sense, clon del iPod Touch de la firma Differo System 4
En cuanto al diseño, lo primero que vemos es que lleva tres botones en su parte inferior en lugar de uno. También es más pequeño, aunque no podemos daros sus medidas ni su peso, y es que no aparecen ni siquiera en la página del producto. En cuanto a la capacidad, los 8 y 16 gigas del Touch se reducen a las versiones de 2 y 4 gigas de este Sense.

Sense, clon del iPod Touch de la firma Differo System 4Es decir, en estos reproductores podemos guardar como mucho 1.000 canciones con calidad de sonido aceptable, 4.000 fotos en buena resolución o unas 5 pelí­culas bien comprimiditas. Los formatos que acepta son básicamente los mismos que los del Touch, excepto que no acepta el formato de audio que usa la propia Apple (AAC). Tenemos JPEG, GIF y BMP para las imágenes, MP3, WMA y WAV para la música y MPEG4 y AVI para los ví­deos. Formatos bastante convencionales.

Es compatible con Windows, Mac y Linux y se conecta al ordenador a través de un cable USB. ¿Tiene algo de lo que carezca el iPod Touch? Cuatro cosas: sintonizador de radio FM, ranura para tarjetas de memoria miniSD (hasta 4 gigas), altavoz externo y micrófono integrado para grabar sonido.

Todas estas diferencias también se reflejan en los precios del Sense: 100 euros y 120 euros para las versiones de 2 gigas y 4 gigas, respectivamente. Es lo que tienen este tipo de diseños tan “sospechosamente inspirados” en productos relativamente caros como el iPod Touch. Al menos lleva radio, una de las grandes ausencias en los reproductores de Apple.

Ví­a: Differo System