Son neumáticas, eróticas y muy complacientes. No son como las corrientes muñecas hinchables de plástico.

Están fabricadas con alta tecnologí­a, a base de materiales como el vinilo o la silicona, y tienen un aspecto muy cercano al de las personas reales.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Estas muñecas fetichistas se comercializan desde hace años en Japón. Cada una puede valer hasta 600.000 yenes (casi 4.000 euros). Lo último que se les ha ocurrido a los fabricantes es alquilarlas y repartirlas a domicilio.

Por 5.000 yenes (algo más de 30 euros), los japoneses pueden disfrutar de una hora de intimidad con una de estas exuberantes androides. O pueden quedársela todo un fin de semana con una tarifa especial de 35.000 yenes (unos 230 euros).

Además tienen el detalle de llevártela a tu casa. Y bien oculta dentro de una bolsa de palos de golf, para evitar cuchicheos de los vecinos.

Pero si el problema no son los vecinos, sino las personas con las que compartes casa, tranquilo. La muñeca tiene un apartamento privado. Sólo por 9.000 yenes a la hora (60 eurillos de nada).

Hay que admitir que los japoneses tienen muy buen ojo para los negocios. Y éste de alquilar androides eróticas acaba de empezar. Ahora los chicos también podemos jugar con muñecas.

PD: Por aquello de la igualdad de sexos, esperamos que salgan pronto algunas versiones masculinas.

[youtube]yGbgJpva-3A[/youtube]

Otras noticias sobre...