La calidad de las cámaras de los móviles va en aumento. Sin embargo, la mayorí­a de los modelos no ofrece todaví­a la fiabilidad de una cámara compacta digital. No por ello hay que renunciar a conseguir buenos resultados. Os ofrecemos una serie de consejos útiles para sacarles el máximo partido a las fotos que toméis con la cámara del móvil, en especial a la hora de imprimirlas.

Para empezar, hay que saber muy bien qué cámara tiene nuestro móvil. Las prestaciones ópticas de la cámara limitarán en mayor o menor medida nuestras posibilidades. Aprendamos algunos conceptos que nos ayudarán a conocer mejor la capacidad de la faceta fotográfica del móvil.

No es megapí­xel todo lo que reluce

Cuantos más megapí­xeles tiene una cámara, mayor resolución de imagen puede ofrecer. En la actualidad, encontramos terminales con cámaras de hasta 5 megapí­xeles. Pero a la hora de la verdad también influyen mucho otros aspectos como la óptica que usa el terminal, la pericia del fotógrafo o la luz ambiente en el momento de hacer la foto. Esta última caracterí­stica es importante porque, salvo honrosas excepciones, los capturadores de las cámaras en los móviles suelen ser poco luminosas.

Si la cámara de nuestro terminal tiene una resolución aceptable (a partir de 2 megapí­xeles) tendremos un mayor margen de maniobra. la cuestión es que, a partir de esa resolución, las fotos tienen detalle suficiente para imprimirse a tamaño 10×15 cm. Para entendernos, el tamaño normal al que se imprimen el 90% de las fotos que se hacen en todo el mundo.

Acércate, muñeco

La mayorí­a de los móviles con cámara tienen zoom. Pero, conviene distinguir entre dos tipos de zoom. El zoom óptico nos permite acercar el encuadre sin perder calidad de imagen. Pero lo más común en estas cámaras es que lleven sólo zoom digital. En realidad se trata de un “falso zoom” que acerca un objeto en la foto a base de reducir su tamaño final.
Con el zoom digital es mejor acercarse uno mismo al objeto. Aunque podemos usarlo moderadamente si tenemos un terminal de calidad con 5 megapí­xeles y óptica de alta calidad. Es incómodo, pero recuerda que tienes que adaptarte a tu máquina para conseguir un buen resultado.

Mira el pajarito

Por su óptica, estas cámaras funcionan mejor a corta distancia. Pero sin pasarse, ya que muchas tienen un enfoque fijo a partir de un metro y medio. Lo ideal es poner el motivo algo más lejos para que la cámara del móvil consigua un enfoque más preciso.

Es mejor fotografiar objetos estáticos y procurar templar el pulso con la mano del teléfono mientras hacemos la foto. Así­ evitaremos que la imagen salga movida.

 

 

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp