Internet, Trucos|14 febrero 2013 4:45 pm

Cómo evitar que un vecino se conecte a tu WiFi


wifi

Un 79% de los internautas españoles se conecta a Internet a través de una conexión Wifi. Y aunque un 84,4% afirma contar con algún tipo de protección, en 2012 uno de cada diez internautas sospechaba haber sufrido una intrusión en su red inalámbrica. Y tú, ¿piensas que tu vecino podría robate el Wifi? Lo cierto es que a estas alturas existen muchos programas que permiten neutralizar cualquier obstáculo. Esas pequeñas brechas de seguridad son las responsables de que tu vecino pueda beneficiarse de la conexión Wifi que tú pagas religiosamente. Según los datos de INTECO, un 14,4% de los internautas se ha aprovechaba en 2012 de la red Wifi de su vecino.  Si notas que la conexión va más lenta de lo normal y ya has descartado otras causas como virus o ataques maliciosos, es posible que algún vecino se esté apropiando de tu acceso a Internet. Ya es hora de que actúes. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para evitarlo.

Antes que nada, entérate de si alguien te está robando la conexión. Comprobarlo es muy fácil. Si tienes un ordenador con Windows, pincha sobre el botón de InicioEjecutar. Escribe cmd en la caja de texto y luego net view. Pulsa sobre Aceptar. Acto seguido, te aparecerá el número de equipos conectados a tu Wifi. Si no reconoces alguno, es posible que alguien esté beneficiándose de tu conexión. Ahí tendrías la prueba definitiva. Realizando el test, hemos comprobado que también aparecen los ordenadores que funcionan dentro de una red con Windows, pero también los hacen los dispositivos de Apple.

wifi 01

En cualquier caso, para proteger tu red Wifi, sigue estos consejos de seguridad:

1) Estudia las características de tu router. Aprende su funcionamiento. Será necesario que te familiarices con algunos conceptos y que aprendas a acceder a su configuración. Para ello, bastará con que introduzcas la siguiente secuencia en la barra de direcciones de tu navegador: http://192.168.1.1. Suele funcionar para los dispositivos de Movistar. El sistema te pedirá el nombre de usuario (1234) y la contraseña (1234) marcados por defecto. Si no consigues acceder a tu router, lo más recomendable será que llames al servicio técnico de tu compañía para que te indiquen cuál es la dirección exacta que te permitirá acceder a dicha configuración.

2) Cambia la configuración del router. Una vez dentro, puedes hacer varias cosas. La primera es comprobar qué tipo de protocolo de seguridad tienes activado. Las redes Wifi suelen estar protegidas por defecto con un sistema de cifrado. Antiguamente se utilizaba el tipo de cifrado WEP, pero con el tiempo se ha quedado obsoleto. Ahora solo se utiliza este cifrado en un 20,2% de los hogares, mientras que en un 30,4% ya se utiliza el cifrado WPA2, mucho más seguro que el anterior. Comprueba que es así en tu caso.

3) Esconde tu red inalámbrica. Solo tienes que acceder al menú de configuración del router y seleccionar Sí (Yes) o No (No) en la opción HIDE SSID. El SSID es el nombre que identifica a tu router. Debes tener en cuenta que este nombre suele ofrecer información sobre el modelo de dispositivo que estás utilizando, detalle que propiciaría un acceso fraudulento a tu red Wifi.

4) Utiliza un nombre de red distinto al que viene por defecto. Si necesitas que tu red Wifi aparezca en el listado de redes disponibles, porque te resulta más fácil de encontrarla o porque quieres que sea expresamente así, te recomendamos cambiar el nombre de la red por otra denominación más discreta.

wifi 02

5) Sitúa el router en un punto estratégico. La ubicación de tu router inalámbrico es muy importante. Como ya debes saber, la señal Wifi se dispara por la habitación hacia todas direcciones, de modo que si el aparato está pared con pared a la casa del vecino, es muy probable que la red aparezca fácilmente en su listado de redes alcanzables, contando con más de la mitad de la señal disponible. Sitúa el router en un lugar alejado de las paredes de tus vecinos y de la calle en general, en la medida que eso te resulte posible.

6) Apaga el router si vas a estar fuera un tiempo. Si no sueles conectarte a través de Wifi o vas a estar fuera unos días o simplemente te marchas de vacaciones, puedes apagar el router.

7) Configura una contraseña robusta. La contraseña debe tener, al menos, 16 caracteres y debe estar compuesta por letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. Cámbiala con cierta regularidad y no utilices palabras que puedan ser asociadas fácilmente a tu persona o a tus familiares.

Etiquetas:

7 Comentarios

Dejar un Comentario