Ordenadores, ordenadores portátiles|1 febrero 2013 11:10 am

Las 5 principales ventajas del ultrabook Acer Aspire S7


Acer Aspire S7

Hoy por hoy, el Acer Aspire S7 es el equipo bandera de la compañía taiwanesa. Este ultrabook táctil cuenta con una serie de especificaciones de primer nivel que le han convertido en uno de los lanzamientos más atractivos del año pasado. Con esta carta de presentación, no podíamos dejar de probar este equipo en profundidad para analizar las principales ventajas con las que cuenta este dispositivo. Te contamos las cinco claves que pueden convertir al Acer Aspire S7 en una buena opción de compra.

1. Diseño. Sin duda, uno de los principales atractivos con el que cuenta este portátil es el diseño que recorre todas sus líneas, empezando por la propia caja del equipo o los accesorios que incluye como el ratón inalámbrico y la funda  tipo cartera. El Acer Aspire S7 cuenta con una finura y una ligereza muy notables (tan solo 11,9 milímetros y un peso de 1,30 kilos para su modelo de 13,3 pulgadas), pero sigue manteniendo una firmeza considerable gracias a su construcción en aluminio o Gorilla Glass blanco. Precisamente, el blanco es el color dominante tanto en el portátil como en el ratón incluido y el cargador de la batería, lo que le otorga un gran atractivo.

2. Pantalla. Otro de los aspectos destacados del Acer Aspire S7 es su pantalla táctil, con una resolución Full HD de 1.920 x 1.080 pixels tanto en el modelo de 11,6 pulgadas como en el modelo de 13,3 pulgadas y que ofrece una respuesta táctil muy buena. Sin duda, se trata de un avance considerable en un punto en el que la compañía taiwanesa no ha solido destacar durante los últimos años.

3. Memoria SSD. Como no podía ser de otro modo, el equipo de Acer cuenta con una tarjeta de memoria SSD de buena velocidad que permite iniciar el equipo en tan solo cinco segundos según las pruebas que hemos realizado, un tiempo muy competitivo que supone un avance muy notable para los usuarios que están acostumbrados a los discos duros tradicionales. Para aumentar todavía más la sensación de velocidad, el Acer Aspire S7 se enciende automáticamente si abrimos la tapa del dispositivo con el equipo apagado. Además, contamos con una buena capacidad de almacenamiento de base de 256 GB en formato SSD en los dos modelos de 11,6 pulgadas y 13,3 pulgadas.

4. Potencia. A pesar de sus líneas finas y delgadas, este ultrabook cuenta con una buena potencia gracias a su procesador Intel Core i7 de tercera generación integrado. En concreto, el chip elegido para los dos modelos es el Intel Core i7-3517U de doble núcleo con hasta 3 GHz de potencia por núcleo.

5. Teclado. El teclado incluido en el portátil nos ha parecido un acierto, con las teclas bien separadas (incluso en el modelo de 11,6″) y que sobresalen lo suficiente como para evitar que tecleemos por error varias letras a la vez. Además, el hecho de que el teclado sea retroiluminado y regule la intensidad de la iluminación automáticamente según las condiciones de luz ambiente resulta muy útil.

Sin duda, nos encontramos ante un equipo de primer nivel que cuenta con un diseño muy trabajado en todos sus puntos. Uno de los pocos peros que se le puede poner a este ultrabook es su batería en el modelo de 11,6″, que a pesar de la posibilidad de integrar una batería adicional no ofrece mucha autonomía.  El otro punto que puede echar atrás a la hora de hacerse con este portátil es su precio, que parte de los 1.400 euros para el modelo Acer Aspire S7 de 11,6 pulgadas.

Etiquetas: ,

Dejar un Comentario