Curiosidades, Otros Tablets, Tablets|1 diciembre 2012 8:18 pm

Tablet, un invento que nació en los años 60


dynabook primera tablet historia 1968

Aunque el término Tablet puede parecer relativamente nuevo, la verdad es que tiene algo más de 40 años. Y es que a finales de los años 60, un visionario —y Doctor en Informática— mostraba al mundo un concepto que llamó Dynabook.

Alan Kay, un informático que más tarde pertenecería al Centro de Investigación de Palo Alto (PARC), mostraba en público su particular idea de un “ordenador para niños”. ¿En qué consistía su boceto? Pues en un pequeño ordenador, que estaba a medio camino entre un ordenador portátil y lo que se conoce hoy día como tableta. Este proyecto fue bautizado con el nombre de Dynabook.

Lo que se dejaba ver en un primer momento era, que además de tener una pantalla táctil —resistiva por aquel entonces, y que funcionaba gracias a un puntero—, también se ofrecía un teclado físico completo en la parte inferior del invento. Es así como nacía el concepto de Tablet. Y esto era en el año 1.968.

dynabook concepto alan kay

Aunque nunca se llevó al mercado de consumo, las principales características que debía tener el equipo eran las siguientes: un niño tenía que ser capaz de usarlo; es decir: la característica primordial del proyecto era que la interfaz de usuario debía ser lo más intuitiva posible. Por otro lado, este Dynabook debía ser delgado y su precio no debía superar los 500 dólares; unas cifras muy acordes con lo que se ofrece hoy día. Eso sí, sin mencionar los modelos superiores de las tabletas de Apple que pueden , perfectamente, sobrepasar los 800 euros.

Años más tarde, Alan Kay comenzaba a despuntar por trabajar en lo que hoy día es una parte fundamental de la informática: la GUI o Interfaz Gráfica de Usuario. Y es que Kay pensaba para su Dynabook en un sistema que estuviese basado en iconos que dieran acceso a todas las funciones. De ahí que el apodo del Dynabook fuese: “Ordenador para niños”.

Imagen de previsualización de YouTube

El Centro de Investigación de Palo Alto de Xerox fue uno de los principales focos de inspiración para algunas compañías. El Dynabook finalmente no se lanzó, y eso que el visionario presentó en sociedad un concepto real que mostró al público para poder explicar mejor cuál era su idea.

Tal era la utopía del informático estadounidense que hasta pasados 21 años, no se presentaba en sociedad la primera Tablet al uso que era la GRIDPad de la compañía GRID Systems. Pero ojo, tras la fabricación ya estaban nombres tan importantes como el de Samsung, la encargada de su manufacturación. La propia coreana presentaba tres años más tarde su propia solución: Samsung Penmaster. Eso sí, casi todas los equipos de por aquel entonces estaban enfocadas al mundo profesional; pocas de ellas se lanzaban para el mercado de consumo.

En cambio, a finales de los años 90 y comienzos del 2.000, Microsoft comenzaba a lanzar lo que realmente se conocía como Tablet PC junto al sistema operativo Windows XP Tablet PC Edition: ordenadores portátiles que ofrecían una pantalla táctil y que estaban basados en Windows. La hegemonía de estos equipos, de diferentes marcas como IBM, Lenovo o HP, entre otros…duraba alrededor de una década.

Samsung Penmaster tablet 1989

Imagen cortesía Retrocosm

Pero Samsung —de nuevo— presentaba al mundo su Samsung Q1: un modelo de UMPC (Ultra Mobile PC o PC Ultra Móvil), que basaban su funcionamiento en los iconos de Redmond, aunque sin teclado físico. Es más, su tamaño de pantalla era de siete pulgadas y ofrecía una movilidad sin igual en el mundo de la informática. Eso sí, los precios era altos y quizá no todos los bolsillos estaban a la altura. En España, por ejemplo, se llegaron a vender hasta dos modelos: el modelo original y el modelo Ultra que integraba un teclado físico —y partido— que ofrecía el poder escribir a dos manos.

Por último, en el año 2.010, Samsung —con su Samsung Galaxy Tab— y Apple —con su iPad— daban de nuevo un soplo de aire fresco a este sector y comenzarían con unos equipos que se acercaban algo más a lo que Alan Kay se refería con su Dynabook.

6 Comentarios

Dejar un Comentario